Eventos y cardioprotección

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Ver por categoría:
Enviar a un amigo
Enero 2018
Eventos y cardioprotección
Por
Nuño Azcona. Director General. B+Safe.

La cultura de la cardioprotección ha llegado ya para quedarse en todos los sentidos. Los espacios cardioprotegidos son aquellos que no solo cuentan con un desfibrilador cerca, sino también unas garantías de uso como personas capacitadas para reaccionar ante paros cardíacos. Las empresas y toda clase de entidades se están movilizando con un compromiso que alcanza al cuidado de la salud de la sociedad en general además de clientes o empleados.


Esta concienciación social se ha conseguido a través de un gran esfuerzo y dedicación en forma de un compromiso en el que las instituciones públicas han tenido un protagonismo esencial. Aunque en España no hay una normativa específica a nivel nacional, las Comunidades Autónomas han desarrollado legislaciones para hacer obligatoria la presencia de desfibriladores en espacios públicos o zonas especialmente sensibles a emergencias cardíacas.

El crecimiento de esta tendencia convierte al desfibrilador no solo en un dispositivo preparado para salvar vidas, sino también un importante valor añadido para aquellos lugares que se cardioprotegen. Se trata de un sello de calidad y una responsabilidad que las entidades ofrecen para sus usuarios, por eso no es extraño que desde negocios privados hasta lugares públicos como el metro, estaciones o centros comerciales ya dispongan de sus desfibriladores.

La acción de las instituciones, asociaciones o colectivos que se implican decididamente en la cardioprotección de la sociedad conduce a que vaya siendo más familiar el cuidado cardíaco tanto para prevenir como para reaccionar ante emergencias. Los medios de comunicación son asimismo fundamentales para seguir difundiendo los foros y congresos en los que la salud es la principal protagonista y difundir el compromiso de todos aquellos que buscamos avances en una materia tan importante.

Al igual que ocurre con los espacios públicos o privados, todos los eventos o actividades que reúnen a un número elevado de personas son susceptibles de contar con cardioprotección. A través de Proyecto+Vida, el espacio de responsabilidad social de B+Safe, tenemos la conciencia de ceder gratuitamente desfibriladores allá donde se citen grandes aglomeraciones, especialmente si hay un riesgo particular de incidente cardíaco.

Las pruebas deportivas pueden reunir a miles de participantes cuyo esfuerzo al llevar al límite el organismo puede traducirse en problemas cardíacos, de modo que reforzar la asistencia sanitaria mediante desfibriladores y personal capacitado permite estar mejor preparados ante estas situaciones. Entre los distintos maratones y carreras de larga distancia a las que hemos prestado desfibriladores estos equipos han cardioprotegido a más de 120.000 deportistas en el último año, así como a las personas de las proximidades a los circuitos.

Los multitudinarios y prestigiosos internacionalmente maratones de Valencia o el Rock and Roll maratón de Madrid, entre muchos otros, han depositado su confianza en nuestros dispositivos para reducir riesgos de incidente cardíaco. El deporte es un estupendo aliado de la salud general y cardiovascular, así que es nuestro deber fomentar su práctica siempre bajo las mejores soluciones de seguridad.

Sin embargo, no solo hay riesgo cardíaco cuando hay ejercicio físico de por medio. Cualquier evento aparentemente sin peligro puede experimentar una emergencia, de ahí la importancia de hacer popular la disponibilidad de desfibriladores también en el mundo del trabajo, donde pasamos mucho tiempo. Igualmente ocurre en congresos, festividades o ferias, ya que albergan en ocasiones a cientos o miles de asistentes con una salud cardíaca de la que no siempre somos conscientes, así que podemos y debemos estar preparados para atender estas circunstancias tan desagradables.

La Fundación Española del Corazón (FEC), cuyo trabajo es encomiable para seguir fomentando la sensibilización hacia el cuidado cardíaco, insiste en que el ámbito laboral es, junto a los hogares, el área en el que se produce un mayor número de paradas cardíacas dentro de las 30.000 anuales que sufre España. Por tanto, la Prevención de Riesgos Laborales se ha enfocado particularmente hacia la cardioprotección de los millones de trabajadores que día tras día ocupan sus puestos en toda clase de sectores.

Esta dinámica también se ha conseguido extender a partir de las asociaciones y colectivos que se afanan por concienciar sobre el valor de disponer de desfibriladores en espacios públicos y áreas de trabajo. Son estos congresos, jornadas y sesiones encaminadas a mejorar la salud cardíaca las primeras que deben dar ejemplo a sus asistentes a través de la presencia de desfibriladores.

Los cardiólogos y especialistas médicos, sin embargo, insisten en que aún hay mucho camino por delante para afianzar la cultura de la cardioprotección. Los paros cardíacos son la principal causa de muerte, por lo que las acciones deben ser tanto preventivas como de reacción. Una sociedad capaz de salvar vidas a través de las maniobras de RCP y que cuente con desfibriladores en espacios públicos será una sociedad con una mejor salud cardíaca, así que desde B+Safe creemos que todos podemos y debemos formar parte de este compromiso. 

Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login