Evaluación de 360º del equipo de la Farmacia

Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Enero 2020
Evaluación de 360º del equipo de la Farmacia
Por
Luis de la Fuente.CEO. Mediformplus.

La importancia del equipo para el éxito de cualquier negocio es clara para todas las empresas, esto es debido a que son ellos los que gestionan la relación diaria con los clientes, algo que es especialmente relevante en el sector farmacéutico.


El cliente de la farmacia requiere de una atención muy cuidada y cercana, basada en un consejo experto y profesional, ya que su “producto” no es otro que ofrecer salud y bienestar. Esto hace que sea imprescindible que contemos con un personal motivado, implicado y preparado para ofrecer un servicio de calidad a nuestros clientes, logrando que tengan una experiencia de compra satisfactoria.

Para lograrlo, debemos trabajar los recursos humanos de la farmacia desde un análisis en profundidad de nuestros empleados, tratando de conocer todas sus habilidades y necesidades, para así realizar una gestión adecuada y personalizada de cada uno de ellos, de su trabajo diario y su relación con la farmacia.

Solo a partir de la medición del estado de nuestro equipo seremos capaces de conocer las competencias y el grado de motivación y productividad de nuestros trabajadores, estableciendo acciones potenciadoras de sus fortalezas o correctoras de sus debilidades en el caso de que sea necesario. 

Evaluación 360º
Una de las herramientas más efectivas para lograr el conocimiento adecuado del equipo es la llamada evaluación 360º. Se trata de un medio de evaluación integral del equipo, que se basa en las relaciones que tienen los empleados con sus compañeros, su jefatura, su trabajo y los clientes.

El principal objetivo de esta herramienta conocer las capacidades y competencias de nuestros empleados. Es especialmente útil para evaluar aquellas habilidades intrínsecas en la persona, y que pueden ser muy importantes para el desempeño de su trabajo en la farmacia, como comunicación, liderazgo, habilidades sociales, capacidad de resolución, etc.

Algunos de los principales usos de esta herramienta son:

o Evaluar las competencias de los trabajadores.
o Conocer las relaciones entre los miembros del equipo.
o Anticiparse a conflictos.
o Crear planes de motivación y de formación.

El proceso de evaluación 360º se basa en que cada trabajador conteste una serie de cuestiones sobre varias áreas de trabajo y las habilidades de sus compañeros y responsables. En este proceso, una persona puede ser evaluado por 9 o más personas, que suelen ser 3 clientes, 3 compañeros, un responsable y una autoevaluación.

Para realizarla correctamente, es importante que la persona que evalúa sea consciente que sus respuestas son anónimas y confidenciales, de esta forma nos aseguraremos de que sus respuestas son lo más veraces posible.

Las preguntas concretas de la prueba de evaluación dependerán mucho de las necesidades de cada farmacia, así de cómo esté conformado el equipo. Sin embargo, los temas principales por los que se puede preguntar son:

o Enfoque en el cliente
o Pensamiento estratégico
o Mejora continua
o Enfoque a resultados
o Comunicación
o Trabajo en equipo
o Resolución de problemas
o Organización y administración del tiempo.

A partir de las respuestas de todos los trabajadores, se sacará un resultado medio en cada una de las áreas para cada uno de los empleados, que se comparará a su vez con la media de la puntuación de todo el equipo de la farmacia.

Algunas de las ventajas que podemos obtener de obtener una evaluación 360º del equipo de nuestra farmacia:

o Obtener información de cada miembro del equipo desde diferentes perspectivas y opiniones, con lo que se consigue información más objetiva y fiable.

o Reducir los prejuicios u opiniones que pueden aparecer cuando la evaluación depende de una sola persona.

o Fomentar la relación entre los trabajadores y el trabajo en equipo, ya que será la única forma de ofrecer una crítica constructiva y completa en la evaluación.

o Identificar las fortalezas y áreas de oportunidad de los trabajadores, así como las carencias y necesidades formativas de los colaboradores.

o Generar planes de motivación y formación en base a las capacidades y carencias contrastadas de los trabajadores.

o Mejorar el rendimiento del trabajador a partir de la retroalimentación evaluativa.

Podemos decir que, gracias a la evaluación 360º de cada uno de los trabajadores conseguiremos contar con diferentes perspectivas que, combinadas, darán una visión más real y completa de nuestro equipo y su trabajo. Pudiendo así, mejorar el desempeño, productividad e implicación de nuestros empleados de forma individual, y del equipo de forma colectiva.