‘New normal’

Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Julio 2020
‘New normal’
Por
Isabel Morante. Responsable de Desarrollo de Recursos Humanos. Fresenius Medical Care España. Executive Coach (ICF).

La crisis Covid19 nos ha llevado a una situación a la que hemos tenido que hacer frente sin habernos provisto de los recursos necesarios para ello. También para los departamentos de recursos humanos de las empresas esta nueva normalidad en la que trabajamos está suponiendo un esfuerzo adicional y una fuente de gran aprendizaje. El proceso normal en la gestión del cambio es decidir cuáles son las nuevas prioridades: analizamos, planificamos, planteamos, presupuestamos, consensuamos etc y nos ponemos en marcha. Pero no dio tiempo…nos saltamos todos los pasos. De repente, todo dejó de ser igual.


De un día para otro, nos encontramos con una amenaza desconocida tanto para el ámbito profesional como para el personal. La prioridad ha sido, y sigue siendo mantenerse a salvo, por encima de todo. Un plan de contingencia profesional que ha convivido a la vez con cada particular plan de contingencia familiar.

Particularmente en el sector sanitario se ha seguido trabajando durante la crisis del coronavirus con un nivel de exigencia mayor y con una carga emocional muy alta para todos. “Para nuestro personal y por nuestros Pacientes”, siempre lo más importante para nosotros: antes, durante y después de la pandemia. Unos han trabajado desde casa, y otros desde los centros donde se atiende en primera línea al paciente…, pero todos con el mismo rumbo cumpliendo las medidas del estado de alarma, todos con la misión de mantenernos a salvo, desde todos los departamentos de la Empresa.

Me gustaría compartir en primer lugar como hemos observado cambios de gran relevancia. Los perfiles más analógicos han aprendido a ver la tecnología como un “amigo”, algo en lo que se puede confiar. Ha sido nuestra aliada para mantenernos “conectados”.

Nos hemos dado cuenta que las emociones también se trasmiten por video conferencia, en la imagen de un monitor, en un email, en el tono de voz, …Hemos sabido comprender y estar atentos para no perdernos nada, para dar respuesta, de otra manera, de la mejor manera que cada uno encontró. Y lo mejor, es que hemos logrado una gran conexión, y en muchos casos hemos superando las expectativas.

Esta situación que nos llegó por sorpresa a todos, nos ha permitido conocernos mejor, tratarnos mejor, escucharnos con más atención. En definitiva, estar más presente para los demás.

Y esto para muchos de nosotros también ha tenido un impacto en nuestro nivel de “engagement” en la interacción personal con el Manager, en su relación con los compañeros y con nuestro entorno.

Todo ha tenido un impacto en nosotros, en nuestro “siendo”, hemos sido más conscientes, de la prioridad, de lo importante.

Esta experiencia será un soporte sin duda para trazar la línea por donde queremos dar los siguientes pasos para sentirnos mejor en el logro de objetivos empresariales y también los personales.

Veamos el impacto en algunos procesos de Recursos Humanos:

- Durante el estado de alarma los procesos de acogida de nuevos empleados han sido puntuales, pero también han sido especiales. Todo, incluso la entrega de los equipos informáticos al nuevo empleado se ha realizado en remoto. Hemos experimentado el primer día de trabajo en una empresa desde casa, tanto desde el punto de vista del Empleado como de las personas que intervienen. En este sentido la sensación ha sido que la involucración por parte de todos, la propia implicación del manager, la más personal, el acompañamiento en la acogida ha sido especialmente cuidada. Hemos logrado una alta satisfacción en las sensaciones del nuevo empleado y hemos recibido el reconocimiento y agradecimiento por el esmero recibido. Eso de partida es importante y quizás nos haga conscientes de la importancia que tienen los detalles para hacer sentir bien a los demás y lograr un alto compromiso desde el primer día. 

-También la selección es posible en remoto. Existen las herramientas y la tecnología necesaria para ello. Esto implica que los responsables de selección tengan más posibilidades de llegar a más candidatos/as. Aquellos que por vivir en otro país o provincia no participaban en un proceso de selección, pueden ser candidatos a posiciones que no estén en su lugar de residencia. Si con esta perspectiva se amplía nuestro modo de reclutar, también se abren posibilidades infinitas para que las personas accedan a oportunidades profesionales que antes no contemplaban. El escenario se amplía para todos. Se puede acceder a oportunidades profesionales sin plantearse la inestabilidad familiar que en muchos casos plantea el traslado. Las posibilidades se incrementan, las oportunidades para todos son mayores. Todo es más flexible, más global. Esa teoría durante estas semanas se ha hecho más real, más posible para aquellos que todavía creían que había cosas que no debían/podían cambiar.

-En cuanto a la formación presencial, seguimos pensando que para algunas disciplinas quizás siga siendo la ideal. Pero estamos viendo que incluso los más conservadores están cambiando su forma de mirar las plataformas de formación online, por ejemplo para el desarrollo de habilidades como el liderazgo, la comunicación, el trabajo en equipo… En tiempo récord han dejado de ser una alternativa para convertirse en el único modo de realizar programas de aprendizaje y eso ha hecho además que los proveedores hayan puesto a toda máquina sus fábricas de innovación, se están reinventando. Los formadores más experimentados estas disciplinas formativas tienen que convertirse en expertos en comunicación digital. Esto también incluye metodologías como el Coaching, el Mentoring…en las que lo virtual también se impone sobre lo presencial y con grandes ventajas.

El mundo está cambiando, y para algunos procesos que estaban en proceso de cambio el Covid 19 lo ha acelerado y ahora ya es una realidad, es nuestra nueva normalidad. Esta crisis ha acarreado situaciones personales y empresariales muy dramáticas, algunas nos harán prepararnos para anticipar el futuro, otras seguirán fuera de nuestro control, así que solo podemos hacer de ello una oportunidad para reinventarnos.