Realidad Virtual y simulación médica

Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Noviembre 2020
Realidad Virtual y simulación médica
Por
Julio Alvarez. eHealth Business Development Manager EMEA. Virtualware.

El aprendizaje mediante la simulación se está convirtiendo cada vez más en una piedra angular de la formación médica, es eficaz, seguro, rentable y probablemente, más asequible de lo que pensamos. La Realidad Virtual, como vehículo para la simulación, aporta grandes ventajas que forman parte del presente y no del futuro. Vamos a ver cómo lograr el éxito en su integración progresiva.

La Realidad Virtual resurge con fuerza tras el COVID-19
Hacia el comienzo del año, daba la impresión de que, de nuevo, la realidad virtual (RV) volvería a mantener su estatus de eterna tecnología emergente sin llegar a explotar definitivamente en el sector sanitario o incluso en otros sectores.  Cierto es que, a lo largo de los últimos 2 años, la realidad virtual ha ido despertando cada vez más interés, siendo poco a poco más protagonista en diferentes noticias al ir introduciéndose paulatinamente en sectores como el marketing, la investigación o el propio uso doméstico con fines lúdicos con la llegada al mercado de numerosas opciones de hardware asequibles y de gran calidad.

Sin embargo, este comportamiento remolón ha sido bruscamente arrancado de su letargo como consecuencia de la pandemia de COVID-19 y su entorno de distanciamiento social. Esta situación ha acelerado definitivamente la adopción, al igual que ha impulsado la transformación digital en otras áreas.

La realidad virtual (y todas las tecnologías inmersivas en su conjunto) han irrumpido definitivamente en el sector sanitario para cambiar las técnicas y los métodos de formación y entrenamiento al ser capaz de abrir entornos o escenarios que serían costosos, peligrosos o limitados en el mundo real. 

Existen numerosos estudios que prueban que la realidad virtual resulta mucho más motivadora y emocionante que la formación tradicional, la RV puede resultar mucho más emocionante que la formación tradicional, siendo capaz de desbloquear sensaciones que la convierten en una herramienta tremendamente poderosa para entrenar nuevas habilidades y procedimientos.

Por poner algunos ejemplos de otros sectores, en el sector militar están utilizando la realidad virtual para entrenar al ejército en la desactivación de bombas, las compañías petroleras están recreando escenarios de riesgo en plataformas petrolíferas para entrenar a su personal, y en el sector sanitario, estudiantes de medicina acceden a quirófanos virtuales para realizar diferentes procedimientos quirúrgicos que no serían posibles de recrear en la vida real.

Un cambio de paradigma en ciernes
Durante años, la RV se ha asociado mayoritariamente con la industria del videojuego; hoy en día está presente en casi todos los sectores. En cualquier caso, la RV siempre estuvo preparada para ser una solución mágica para el sector de la formación y la educación. De hecho, no hay que ir muy lejos para ver cómo  hay que ir muy lejos para ver cómo PwC estudió (1) el efecto de la realidad virtual a la hora de aprender y retener habilidades sociales, por ejemplo. Según el estudio el alumnado participante del estudio en la modalidad de realidad virtual asimila la información 4 veces más rápido, está 3,75 veces más conectado emocionalmente con su material educativo y está 4 veces más concentrado en comparación con los y las estudiantes de aula. En términos de aplicación de habilidades, estudiando en realidad virtual se ha obtenido un 275% más de confianza que el resto de las personas encuestadas del estudio.

En líneas similares, Accenture llevó a cabo un experimento en el sector industrial para estudiar la eficacia del aprendizaje inmersivo a través de realidad virtual. Las personas participantes del experimento fueron divididas en dos grupos: uno de los grupos visualizó un video instructivo mientras que el otro participó en un entrenamiento inmersivo de RV. Posteriormente pusieron los conocimientos adquiridos en práctica real y se midió la precisión general y el tiempo para completar la tarea. El experimento demuestra que los y las estudiantes de realidad virtual mostraban un 12% más de precisión y un tiempo de finalización del curso un 17% más rápido que quienes lo hicieron por métodos tradicionales.

Realidad virtual en medicina
Si hablamos específicamente de medicina y nos fijamos en el ritmo de cambio que ha habido en los últimos años en la práctica médica, donde las complejas necesidades de una población que envejece, la creciente oferta de opciones de tratamiento disponibles, la naturaleza interprofesional de la atención y la complejidad de los propios sistemas de salud, nos damos cuenta de que hoy en día todo es muy diferente a como era hace 10 años, por ejemplo.

Como consecuencia, la forma en que formamos a futuros médicos y actualizamos a profesionales sanitarios para la práctica clínica ha tenido que adaptarse. Ya no se trata solamente de que una persona pueda recordar o tenga facilidad para acceder a los contenidos, sino que ahora se valora cómo los utiliza, los analiza y los aplica a la atención del paciente.

Nos hemos ido moviendo desde un aprendizaje basado en la memoria hacia una enseñanza más basada en el entrenamiento y la práctica.  Gracias a las nuevas tecnologías, a lo largo de estos últimos años hemos ido viendo cómo ha evolucionado la forma en la que se han ido distribuyendo los contenidos formativos e incluso hemos podido comprobar cómo la introducción de determinadas mecánicas de juego (gamificación) ha mejorado la adherencia de profesionales sanitarios y estudiantes a los contenidos, aportando un mayor grado de motivación.

Ahora, estamos dando un nuevo salto de calidad en los métodos de formación, basándolos más en el planteamiento de problemas, la formación en habilidades de comunicación (soft skills) y la inclusión de técnicas de simulación.

La simulación es una técnica educativa que implica la creación de situaciones que replican la vida real, dejando que los y las profesionales sanitarias actúen como lo harían en la práctica clínica real, proporcionando un entorno seguro en el que se puede practicar y equivocarse.

La simulación adquiere un protagonismo espectacular con la llegada de la RV ya que la persona usuaria se pone un casco de RV para sumergirse por completo en un entorno virtual interactivo. La RV es una herramienta perfecta para enseñar y entrenar a través de la simulación médica.

Experiencias virtuales multiusuario
Podemos imaginarnos diferentes casos de uso de la RV en salud: desde una píldora educativa para dar a conocer el mecanismo de acción de un fármaco, la presentación de las ventajas de un dispositivo de inhalación, la aplicación de una técnica quirúrgica sencilla, un viaje virtual al interior del cuerpo humano o bien un pequeño juego para educar a jóvenes niños y niñas sobre determinados aspectos de una patología. Estas son algunas de las ideas que encajan perfectamente con el uso de estas tecnologías.

Ahora bien, en todos estos casos hay un denominador común: son experiencias monousuario. Hay una única persona usuaria que se sumerge en la experiencia e interactúa de forma individual, pero ¿Qué pasa entonces en aquellos procesos formativos o de entrenamiento en los que se hace necesaria la participación de varias personas de forma coordinada?

¿Cómo podríamos simular una actuación multidisciplinar en la que tengan que interactuar, comunicarse y coordinarse un grupo de profesionales sanitarios?

Un ejemplo claro sería la formación para la toma de decisiones en urgencias ante potenciales casos de infección por COVID-19.
En este caso de uso, por ejemplo, hay que contar con la participación de diferentes personas expertas, o incluso personal no sanitario, como pueden ser las personas que están en la zona de admisión, probablemente las primeras que hablen con los potenciales pacientes. Tras la admisión, el paciente puede pasar a la fase de triage y si la gravedad lo requiere, al circuito de aislamiento.

Para poder abordar una simulación de este tipo, es necesario contar con tecnología multiusuario que permita colaborar e interactuar. Pero si, además, necesitamos entrenarles simulando una situación real, con varios boxes de urgencias, tendremos que contar con un espacio de simulación virtual de mayores dimensiones.

Realidad virtual a mayor escala
Y es justamente aquí cuando, en estos momentos, la tecnología alcanza su mayor grado de innovación tecnológica. Cuando el problema es que necesitamos explotar todas las características de la RV en un escenario de grandes dimensiones que nos permita movernos y desplazarnos libremente para simular situaciones a escala real, tendremos que dar el salto a las salas de realidad virtual de gran tamaño.

Hablamos, en este caso, de tecnologías como VIROO (3) de Virtualware, con instalaciones más o menos fijas que permitan reproducir situaciones reales, donde puedan entrar un mayor número de participantes y donde se puedan lanzar diferentes contenidos y simulaciones de acuerdo con las necesidades formativas que haya.

Este tipo de soluciones no son solo una solución tecnológica, se convierten una potente herramienta de innovación que permite a cualquier organización, entidad o institución aplicar la realidad virtual en sus procesos.  VIROO permite de manera sencilla desplegar a escala real (1:1) cualquier contenido de Realidad Virtual y multiusuario, gracias a un innovador sistema de tracking patentado y su plataforma de software.  Esta permite gestionar, operar y administrar las salas de cualquier tamaño, de manera eficiente, así como generar e incluir nuevo contenido asociado a las necesidades en cada momento. Recientemente incorporan además nuevas funcionalidades que permiten la realización de sesiones de formación y entrenamiento desde diferentes lugares, de manera simultánea y en el mismo entorno virtual. Con esta tecnología se consigue por un lado una mejora el rendimiento individual, de equipo simulando situaciones reales, y por otro reducir la inversión en réplicas físicas y gastos de entrenamiento asociados (traslados, dietas, etc.)

VIROO ha sido recientemente galardonada como "Enterprise VR Solution of the Year (2019)", y finalista como mejor solución de formación para General Electric en los "VR Awards 2020".

Apostemos por innovar en la educación sanitaria
¿Qué nos dice esto sobre el camino que nos queda por delante? Ya hemos visto que disponemos de la tecnología que lo permite, ahora queda dar el siguiente paso.  Esta nueva filosofía de entrenamiento y formación basado en la simulación virtual nos permite dotar de estas infraestructuras a los centros de simulación médica para que nuestros profesionales sanitarios puedan "aprender haciendo", favoreciendo una educación interprofesional de calidad a escala, independiente de la ubicación geográfica.

1- https://www.pwc.com/us/en/services/consulting/technology/emerging-technology/vr-study-2020.html
2- https://www.accenture.com/_acnmedia/pdf-86/accenture-extended-reality-immersive-training.pdf
3- https://www.virtualwareco.com/immersive-room/


Más sobre VIRTUALWARE


Virtualware es la empresa de realidad virtual líder en el desarrollo de soluciones inmersivas para el ámbito sanitario. En más de 16 años en el sector, hemos de...

Saber más

Especialistas en:

Tecnologías de la información y comunicación
Eventos (organización y otros)
Marketing promocional
Recursos humanos