Entrevista a Luis Lizán, Director de Outcomes’10

Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Junio 2020
Entrevista a Luis Lizán, Director de Outcomes’10
Por
Redacción.

Outcomes’10 es una consultora científica especializada en Investigación de Resultados en Salud, Economía de la Salud y Acceso; y aprovechamos la ocasión para charlar con su Director y Fundador sobre los retos actuales de nuestro sector.


“Conseguimos evidencias que luego pueden ser explotados frente a diversos stakeholders”
 

¿Qué ofrece Outcomes’10 al sector de la salud de nuestro país?
El mercado farmacéutico actual es tremendamente competitivo. Estamos en un momento en que la innovación es santo y seña de la industria farmacéutica, y gracias a eso se están salvando muchas vidas y se están ganando muchos años con buena calidad de vida. Nuestro equipo ayuda a un buen número de empresas del sector de la salud en sus negociaciones con las autoridades sanitarias para conseguir un reembolso financiero adecuado y justo para sus productos.

Pero, posiblemente, nuestra característica más relevante radica en demostrar el valor diferenciador de un fármaco o una tecnología sanitaria frente a lo existente hasta ese momento. Es decir, conseguimos evidencias que luego pueden ser explotados frente a diversos stakeholders, ya sean key opinion leaders, profesionales, pagadores, proveedores, pacientes, etc.

¿Qué hace diferente a una consultora como Outcomes’10?
Nuestros clientes buscan una respuesta novedosa y sólida científicamente a los desafíos que va reclamando el mercado. Tenga en cuenta que hace unos años las únicas evidencias que eran aceptadas provenían de los ensayos clínicos. Afortunadamente, hoy en día se ha cambiado esta visión y buena prueba de ello es la irrupción tan estrepitosa que ha tenido la Real World Evidence. Además, nuestra visión siempre pone al paciente y a la comunidad en el centro del sistema, sus valores siempre guían las soluciones que proponemos a la industria.

¿Siempre ponen en marcha estudios observacionales para dar respuesta a un problema?
No en todos los casos. Nuestros clientes también nos buscan por la capacidad de interlocución que tenemos con los diferentes actores del sistema sanitario. Tenga en cuenta que en numerosas ocasiones las soluciones a problemas complejos las encontramos con la ayuda de los mayores expertos en un problema determinado, que son los propios sujetos implicados (directa o indirectamente), ya sean pacientes, profesionales, reguladores, etc. Y trabajando al unísono con ellos y entre ellos, llegamos a propuestas imaginativas que plantean una nueva visión de los problemas.

¿Quiénes son sus interlocutores en el sector de la salud?
Trabajamos de forma muy transversal. Dentro de la industria farmacéutica recibimos solicitudes de departamentos muy diversos, desde la Dirección General, que nos suele plantear retos estratégicos, pasando por el Departamento Médico, Market Access, Unidades de Negocio, Relaciones Institucionales, Patient Advocacy, Innovation Policy, etc. Pero también trabajamos con Escuelas de Negocio, Universidades, Sociedades Científicas, Ministerio de Sanidad y Consejerías Autonómicas, Asociaciones de Pacientes, Institutos de Investigación, Comisión Europea, Centros públicos y privados de formación, etc…

¿Cómo está conformado Outcomes’10 y cuál ha sido su trayectoria?
Somos un equipo multidisciplinar de más de una veintena de profesionales, formado por médicos, farmacéuticos, biólogos, biotecnólogos, matemáticos, economistas, pedagogos, etc. El año pasado celebramos nuestro décimo aniversario y desde nuestra creación en el año 2009 siempre hemos conseguido abarcar más conocimiento y aprovechar retos más innovadores. Podemos afirmar, sin ánimo de caer en la autocomplacencia, de que tenemos una posición sólida en el campo de las consultorías médico-científicas y estratégicas del sector salud.

¿Cómo definirías el momento actual que estamos viviendo con la pandemia del COVID-19 y cómo crees que va a afectar en nuestro entorno?
No creo que vayamos a experimentar un cambio disruptivo, pero sí una aceleración en las transformaciones que ya estábamos viviendo. Difícilmente, las relaciones entre la industria y los profesionales y los reguladores, se van a poder desarrollar sin tecnología. Los contactos físicos, tal y como los entendemos hoy en día, se van a limitar, y vamos a necesitar otro tipo de herramientas que permitan estas interacciones, y que estén basadas en información de calidad que realmente reporte algún input positivo.

Además, estamos implementando a partir de esta pandemia instrumentos que permiten la monitorización del estado de salud de los pacientes, sin dispositivos añadidos, de tal forma que sean capaces de avisar al paciente del momento en que es necesario que acuda a su médico o a su centro sanitario. Básicamente debido a que alguna actividad habitual del paciente se modifica porque su estado de salud cambia. Y también estamos intentando captar la atención del paciente para un cuidado más activo de sus problemas de salud, mediante la gamificación. En definitiva, El COVID-19 nos va a propiciar una atención sanitaria más tecnológica y eficiente, centrada en el paciente y, en la comunidad.