Entrevista a Manuel Plaza, director general de Teva Genéricos

Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Septiembre 2005
Entrevista a Manuel Plaza, director general de Teva Genéricos
Por
Redacción

España ya cuenta, desde hace bien poco, con un nuevo laboratorio dedicado a los genéricos: Teva Genéricos Española. La compañía, de origen israelí, acaba de aterrizar en nuestro país con la intención de consolidar su proyecto, que la ha llegado a situarse en los últimos años entre las 20 compañías farmacéuticas más importantes a nivel mundial. Su director, Manuel Plaza, nos cuenta qué directrices van a seguir para conseguirlo .



“Lo sensato sería que una farmacia tuviera un único proveedor que la suministrara”


Manuel Plaza.

Sabida es su larga trayectoria profesional dentro de la industria farmacéutica. ¿Podría detallarnos un poco más cuál ha sido su experiencia en este sector?
Empecé a trabajar en la industria en el año 1976. Tras mi primera experiencia, pasé por Milo, empresa que compré y en la que estuve hasta el año 84, cuando decidí vender el 50% de la misma a la inglesa Block Drug/Stafford-Miller. Allí desarrollé mi carrera hasta el año 2000 cuando la empresa fue adquirida por GlaxoSmithKline, como director de marketing y director general, ya en los últimos años. A partir de entonces, pasé a ser vicepresidente de Safa Galénica, empresa en la que al cabo de seis meses pasé a ser director de relaciones con los compradores del grupo Alliance Unichem; hasta que hace un año acepté el reto de instalar en España a laboratorios Teva.

Un reto importante sin duda.
¿Podría explicarnos la situación actual de Teva?

Actualmente es la compañía número 20 en el mundo, con una facturación entorno a los 5.000 millones de dólares y, concretamente en el mundo de los genéricos, éramos la compañía número uno, hasta que hace apenas unos meses nos situamos en el número dos, tras la adquisición de Bexal por parte de Sandoz.La diferencia que tenemos con otras compañías es que nosotros trabajamos en los 3 campos: en la innovación terapéutica, en la que tenemos dos productos muy importantes, como son Copaxone y Rasagiline; mientras que en la división de genéricos tenemos dos áreas diferenciadas. Una de ellas es la de materias primas para terceros, y la otra, es la de la venta de genéricos, que es precisamente la que se ha instalado en España.

¿Y por qué ha apostado Teva por el mercado español?
Varias son las razones. La distribución es una de ellas, aunque también la apuesta por la investigación y el desarrollo, en la que tenemos a cinco personas trabajando en estudios en Fase II y III en distintos hospitales. Lógicamente, también tenemos las áreas típicas de una compañía de genéricos: área de ventas a farmacias, área de ventas a hospitales…

Y dada la importancia de Teva en el mercado de genéricos, ¿por dónde pasa la estrategia de una compañía en este sector: por la farmacia o por el médico?
Si queremos que el genérico se desarrolle, sin duda por la farmacia. En los países en los que funciona el genérico, la presencia de la farmacia es imprescindible. A pesar de ello, ambos caminos -farmacia y médico- son igualmente razonables, pero en nuestro caso, preferimos enfocar nuestros esfuerzos hacia la farmacia, creemos que es mucho más rápido.

Ligado a ello, en España se comenta que el farmacéutico tiene una cantidad exagerada de marcas de genéricos…
Sí, pero el farmacéutico debe de tener asegurado un suministro constante, aunque lo sensato sería que una farmacia tuviera un único proveedor que la suministrara siempre él, eso sería lo ideal, aunque para una compañía sea imposible tener todas las marcas de genéricos.

Aunque la percepción de la población aún es que el genérico es un producto de ‘segunda clase’…
La culpa es tanto del Gobierno como nuestra, por no haber invertido lo suficiente, comparado con ‘la otra parte’, que sí que está haciendo mucho ruido. Aunque sí es cierto que al final, el consumidor se va a dar cuenta que el producto es exactamente lo mismo.Además, el consumidor español, cuando va a la farmacia, no analiza, no tiene la percepción de gasto porque carece de esa idea, y realmente no se da cuenta de lo que puede llegar a ahorrarse.

Teva está a punto de entrar de lleno en la comercialización de sus productos en el mercado español, ¿a qué está esperando?
A tener una cartera que cubra un 40-50% del mercado genérico, ya que no queremos ser una compañía más. Queremos basarnos en la necesidad de la farmacia.

¿Y para cuando está previsto tener ese porcentaje en cartera?
Todo el mundo sabe que va a ser pasado el verano, cuando ya tendremos moléculas importantes. Otras moléculas aún más importantes llegarán al mercado entre enero y febrero del 2006.

Centrándonos más en la compañía en sí. ¿Teva es israelita, verdad?
La compañía es de origen israelita, pero nuestro verdadero mercado es Estados Unidos. De hecho, cotizamos en la bolsa de Nueva York. Aunque cierto es que el origen del capital es israelita, y hemos recibido colaboración de diversas universidades de Israel.En Europa, nuestra unidad de producción principal se encuentra en Hungría, aunque nuestras oficinas centrales se encuentran ubicadas en Holanda.

No nos gustaría finalizar esta charla sin conocer cuál ha sido el reto personal que le ha seducido para adentrarse en esta ‘aventura’, si se nos permite esta expresión, claro.
Empezar una compañía desde cero es algo que no es fácil, y aún es menos fácil que te den a ti ese encargo. Pero el reto de Teva es que se nos ha permitido hacer lo que yo considero que es necesario para el mercado español: libertad de elección de equipo, algo que no es muy normal en las multinacionales. De hecho, Teva tiene una cultura que te hace ser realmente independiente país a país, y ésta es una diferencia realmente importante.La segunda razón es que Teva, a nivel de genéricos, tiene un portafolio que no tiene nadie.

Una buena razón, sin duda.