España aprueba el uso de Orencia (abatacept) como tratamiento biológico de primera línea para la artritis reumatoide

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
17 Mar. 2011
España aprueba el uso de Orencia (abatacept) como tratamiento biológico de primera línea para la artritis reumatoide

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha autorizado el uso de abatacept en combinación con metotrexato para el tratamiento de enfermos que no respondan satisfactoriamente a los fármacos modificadores de la enfermedad.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha aprobado el uso de Orencia (abatacept) en combinación con metotrexato para el tratamiento de la artritis reumatoide activa, de moderada a grave, en pacientes adultos con respuesta inadecuada a un tratamiento previo con uno o más fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME) , incluyendo el metotrexato (MTX) o un inhibidor del TNF-alfa. Esto significa que abatacept podrá utilizarse en primera línea de terapia biológica, tras el fracaso del tratamiento con FAME convencionales.

Disponer de una molécula como abatacept es muy importante, porque ha demostrado que puede proporcionar respuestas en pacientes en los que los FAME han fracasado”, señala el doctor Federico Navarro, Jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Virgen Macarena de Sevilla. Este experto, que ha participado en los ensayos clínicos que han permitido la aprobación de abatacept en primera línea, explica que abatacept puede emplearse ahora en cualquier enfermo cuya primera terapia ha fracasado. De hecho, hasta un 25% de los enfermos con artritis reumatoide no tiene el perfil idóneo para ser tratado con un anti-TNF y, por lo tanto, podrían beneficiarse del tratamiento con abatacept. “Se trata principalmente de pacientes con antecedentes de tuberculosis, que han obtenido un resultado positivo en el test de Mantoux o que tienen infecciones de repetición”, aclara el doctor Navarro.

El Dr. Federico Navarro.

Lo que distingue a abatacept de otros fármacos biológicos es la duración de su respuesta”, sostiene el jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Virgen Macarena. “Su acción va incrementándose con el paso del tiempo y aquellos pacientes que responden entre los tres y seis meses tienen muchas probabilidades de presentar una respuesta mejor transcurridos uno o dos años”, explica el doctor Navarro.

Este experto en Reumatología considera que la explicación a la eficacia de abatacept se encuentra en su mecanismo de acción, diferente al del resto de fármacos biológicos actualmente disponibles para el tratamiento de la artritis reumatoide. Abatacept actúa bloqueando una de las señales de coestimulación necesarias para la activación completa de los linfocitos T, unas células del sistema inmune que, en los pacientes con artritis reumatoide, desencadenan el proceso que lleva a la inflamación y la deformación de las articulaciones.

De hecho, el doctor Navarro considera que abatacept es un medicamento “especialmente apto para tratar a pacientes con artritis reumatoide de comienzo” gracias a su novedoso mecanismo de acción. “Hoy en día nadie duda de que los linfocitos T desempeñan un papel primordial en el desarrollo de la artritis reumatoide y, probablemente, también en la perpetuación de la enfermedad”.

Importancia del tratamiento precoz
La Sociedad Europea de Reumatología (SER) considera que el tratamiento de la artritis reumatoide debe estar dirigido a lograr la remisión de la enfermedad o una baja actividad de la misma lo antes posible y a mantener dicha respuesta en el tiempo. La explicación estriba en que cuanto más desarrollada está la enfermedad, más difícil es controlar sus síntomas y la progresión del daño estructural en las articulaciones. “Los pacientes tratados en los tres primeros meses de evolución de la artritis reumatoide tienen más posibilidades de lograr la remisión que aquellos tratados en fases posteriores”, subraya Navarro.

Por este motivo, el especialista en reumatología aboga por cambiar el concepto de ‘artritis precoz’ por el de ‘artritis hiperprecoz’. “Los reumatólogos debemos tener muy en cuenta que el objetivo no es que el paciente esté un poco mejor y tenga menos inflamación, sino que la enfermedad remita”, precisa el doctor Navarro.


http://www.bms.com
http://www.bms.es

Osteomuscular