Rovi cancela el proyecto en Granada para la planta de vacunas de la gripe

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
04 Mar. 2014
Rovi cancela el proyecto en Granada para la planta de vacunas de la gripe

La reducción del precio del producto y la dificultad de lograr la financiación motivan la decisión.

Cuando en 2009 se firmó el primer protocolo para la construcción en Granada de la primera planta para la producción de vacunas contra la gripe de España, nada hacía prever que cinco años después la firma de aquella intención quedara en nada. La empresa Rovi, que lideraba el proyecto junto al Gobierno central y a la Junta de Andalucía, ha decidido cancelar el proyecto por cuestión económica.

La empresa ha estado pendiente hasta el último momento de desbloquear el proyecto pero finalmente han sido dos los motivos que han llevado a tomar esta decisión. Por un lado, la reducción de los precios de mercado de las vacunas, que restarían rentabilidad al proyecto, y por otro, la imposibilidad de conseguir la financiación acordada por la situación económica que viven las administraciones con la crisis, que al final ha dado al traste con uno de los proyectos más importantes que tenía Granada ya que suponía la inversión de 92 millones de euros.

En este tiempo, el gran escollo tras la firma en 2011 del segundo acuerdo entre la empresa, la Junta y el Gobierno para sacar adelante el proyecto tras conseguir un socio estratégico (la farmacéutica Ferrer) ha sido conseguir la inversión de 92 millones de euros que necesitaba el proyecto. Por la parte empresarial, Rovi y la farmacéutica Ferrer en colaboración con Novartis habían creado Alentia Biotech, una joint-venture (alianza estratégica) que se encargaba de gestionar el proyecto, las patentes, etcétera.

Faltaba el dinero. Y ese ha sido un gran escollo ya que la crisis económica estalló condicionando el proyecto -que pasó de tener una inversión de 60 millones de euros en 2009 a 92 en 2011- y la posibilidad de que las administraciones aportaran su parte comprometida. El compromiso de la Junta de participación en el proyecto también se ha visto afectado por las dificultades económicas, y ya el año pasado condicionaba su aportación a conseguir fondos europeos. En el acuerdo, la Junta tenía que poner el terreno, construir el edificio y equiparlo, la empresa lo explotaba y asumía también parte del equipamiento y el Gobierno aportaba el resto. Al final, la falta de inversión ha terminado con la comunicación oficial de la empresa de que renunciaba al proyecto por la imposibilidad de llevarlo a cabo.

A esto se ha unido otro aspecto fundamental para la compañía y es la reducción del precio de las vacunas, lo que ha variado la previsión con la que se redactó el proyecto en 2009 e incluso en 2011 ya que el programa económico variaba considerablemente. Y es que en 2009 cuando se ideó el proyecto el mercado, con la pandemia de gripe A, se movía de forma diferente a lo que lo hace ya cinco años después. El motivo de la reducción del precio es la implantación por parte del Ministerio de una central de compras para las vacunas, lo que ha hecho que en los últimos tres años haya bajado el precio más de un 20%.

Rovi comunicó ayer esta decisión a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) dentro del Informe de Resultados 2013 que remitió tras el cierre del ejercicio. En el documento, al que ha tenido acceso en exclusiva este periódico, dice textualmente que "Rovi y el Grupo Ferrer han decidido cancelar el proyecto de su joint-venture Alentia, consistente en la construcción de un centro nacional para la producción de vacunas antigripales". En el documento, añade que "esta decisión se ha tomado principalmente debido a una importante reducción de los precios del mercado de vacunas antigripales en las tres últimas campañas, y la imposibilidad de obtener las ayudas públicas necesarias como consecuencia de la adversa situación financiera que atraviesa el país" ya que este proyecto requería una inversión estimada de aproximadamente 92 millones de euros.

La planta se iba a construir en el Parque Metropolitano de Escúzar -donde iban a ocupar unos 10.000 metros cuadrados- con una capacidad de producción de 40 millones de dosis, para lo que se generarían más de 100 empleos. Además de distribuir las vacunas para todo el país, se iba a tener gran actividad exportadora para llevar los productos al norte de África y a Latinoamérica.

Fuente: granadahoy.com


http://www.rovi.es

Laboratorios