Pfizer afronta un nuevo ERE en su área comercial

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Celebramos 25 años
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
04 Dic. 2017
Pfizer afronta un nuevo ERE en su área comercial

La farmacéutica cierra un nuevo plan de despidos tras prescindir de 247 personas.

Pfizer continúa con los recortes de plantilla en España. El gigante farmacéutico comunicó un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) “que supone una reducción de 78 posiciones en diversas unidades comerciales y departamentos de soporte”, según su última memoria de cuentas anuales (2016) depositada en el Registro Mercantil. Este plan de ajuste llega justo después de que la empresa dé por concluido otro ERE presentado en 2012, que se saldó con 247 salidas frente a las 220 pactadas en un principio.

La compañía matiza que ha conseguido rebajar los despidos a 30 en este último ERE. “Es una decisión que tomamos tras un profundo proceso de análisis, para adaptarnos a los continuos retos del mercado farmacéutico y en la que hemos valorado las mejores alternativas para minimizar los efectos”, explica. No concreta los motivos ni entra en el debate de los visitadores médicos, un puesto no exento de polémica que está perdiendo peso en el sector.

Sobre todo si hablamos de atención primaria. “Los visitadores médicos tienen poco recorrido. Los perfiles técnicos y los expertos tanto en gestión de costes como en relaciones con instituciones públicas están eclipsando esta figura”, sostienen fuentes de la industria farmacéutica.

Los médicos de los centros de salud ahora siguen las pautas marcadas por la Administración pública, encargada de velar por la eficiencia del sistema sanitario, y suelen recetar genéricos siempre que exista esa posibilidad. Esto dificulta el trabajo de los visitadores médicos de las farmacéuticas, con problemas para comercializar un medicamento más caro que a menudo cumple una misma función.

De hecho, existen unos indicadores que permiten saber qué doctores gastan más o menos en cada centro de atención primaria. “No solo no se dejan asesorar por las empresas privadas, sino que se cortan a la hora de prescribir para no desviarse del presupuesto establecido”, explica María, una joven farmacéutica que trabaja en un hospital público de Castilla-La Mancha.

El código ético actual prohíbe ofrecer cualquier tipo de incentivo, prima o regalo a los profesionales sanitarios
También deja claro que ella no ha vivido la época de viajes, sobres con dinero y demás regalos de dudosa ética que preparaban algunos comerciales para ganarse al médico o farmacéutico de turno, motivo por el cual siempre fueron cuestionados. “Ahora nos invitan a charlas, congresos, traen libros... Y nos obligan a firmar un papelito con nuestros datos para dejar claro que se trata de una actividad formativa”.

Según el código de buenas prácticas de la patronal Farmaindustria correspondiente a 2016, “se prohíbe ofrecer cualquier tipo de incentivo, prima u obsequio (en efectivo o en especie) a los profesionales sanitarios con el fin de promover la prescripción de medicamentos”. Sí está permitido entregar “utensilios de uso profesional o artículos de escritorio”, siempre y cuando su precio de mercado no supere los 10 euros.

Condenados a reinventarse
Otras fuentes que prefieren mantenerse en el anonimato creen que los visitadores médicos no van a desaparecer, pues aún tienen en sus manos “una fuerza de ventas importante”. Sí dejan claro que este colectivo debe reinventarse para aportar un mayor valor añadido, sobre todo en medicamentos que tratan enfermedades como el cáncer. “Hace falta gente muy formada, que conozca todos los detalles de un producto complicado. Casi todos los comerciales actuales tienen ya estudios superiores”.

Muchas multinacionales están recortando su departamento comercial para dirigir sus inversiones hacia otras áreas como la innovación o la búsqueda de nuevos tratamientos para combatir enfermedades. En paralelo, prosiguen los recortes del Gobierno en partidas tan importantes como Sanidad o I+D. Según el último informe de la Fundación Cotec, presidida por Cristina Garmendia, España hoy invierte un 10% menos en innovación respecto a 2008.

Pfizer contaba con 1.365 empleados en 2008, cifra que ha pasado a 939 en 2016 según las memorias de cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil. No obstante, la empresa estadounidense dice tener 1.120 trabajadores en España a día de hoy. El grupo ganó 6.064 millones de euros (+4%) y facturó 44.400 millones (+8%) a nivel mundial. No desglosa los datos en nuestro país.

No es la única multinacional que lleva años encadenando despidos, prejubilaciones y salidas pactadas en su área comercial y administrativa, donde la digitalización también se está cobrando sus primeras víctimas en España. La suiza Roche ha pasado de tener 2.567 empleados en 2008 a 1.963 en 2016. Su competidora, Novartis, contaba con 3.105 trabajadores el año pasado, un 5,6% menos respecto a 2012.


http://www.pfizer.es
http://www.pfizerpro.es
http://www.fundacionpfizer.org

Empresas  




Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login