Un test permite determinar qué sustancias nos causan alergia con una simple muestra de sangre

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
11 May. 2018
Un test permite determinar qué sustancias nos causan alergia con una simple muestra de sangre

El test analiza más de 50 alérgenos presentes en alimentos, plantas, animales, insectos, mohos y productos sintéticos en una sola muestra.

El análisis permite obtener un perfil de sensibilización para cada elemento, aportando una información clave para la prevención y tratamiento del paciente.

El Test ISAC es la prueba de diagnóstico in vitro más avanzada del mercado para la determinación simultánea de anticuerpos IgE específicos.

El 30% de los españoles padece algún tipo de alergia, siendo las alergias primaverales las más frecuentes. Se estima que en 2025 más del 50% de la población europea padecerá algún tipo de alergia. En adultos, la causa más frecuente es el polen, el polvo y los ácaros. La alergia es una reacción de hipersensibilidad a una sustancia particular que si se inhala, ingiere o se toca produce unos síntomas característicos, que pueden ir de leves a muy severos. Identificar el origen de la reacción alérgica permite prevenir el contacto con el alérgeno o la administración de tratamientos específicos.

El test ISAC de Synlab, basado en una muestra de sangre, supone un salto cualitativo en el diagnóstico y tratamiento de las alergias y es la única prueba diagnóstica in vitro para la medición simultánea de anticuerpos IgE específicos a un amplio espectro de componentes de alérgenos. Un mismo alérgeno está compuesto por diferentes proteínas que pueden causar alergia, esta tecnología avanzada permite la medición de anticuerpos IgE específicos frente a 112 proteínas alergénicas presentes en más de 50 alérgenos diferentes.

Se trata -explica Bibiana Palao, directora científica del área de Innovación de Synlab- de un análisis semi-cuantitativo que emplea la tecnología microchip. Los resultados se clasifican en cuatro categorías: reacción indetectable, baja, moderada-alta y muy alta”.

Cuando un alérgeno entra por primera vez en el organismo de una persona alérgica, el sistema inmunitario responde produciendo anticuerpos del tipo IgE, proceso conocido como sensibilización. La sucesiva exposición al mismo alérgeno producirá la liberación de mediadores químicos, en particular la histamina, que producirán los síntomas característicos de la reacción alérgica.

Las reacciones alérgicas pueden manifestarse de distintas maneras y tanto los síntomas como su intensidad pueden variar en función de cada persona. Los síntomas más habituales son: conjuntivitis alérgica, rinitis alérgica, urticaria y dermatitis, asma bronquial y anafilaxia.

El análisis utiliza únicamente extractos alergénicos crudos, ya sean purificados a partir de su fuente natural o recombinantes, lo que permite una mejor estandarización y precisión de la técnica diagnóstica. La clasificación de los alérgenos permite determinar sensibilizaciones primarias o una posible reactividad cruzada. Además, cada alérgeno es analizado por triplicado, detectándose de forma simultánea anticuerpos IgE frente a: alimentos, plantas, animales, insectos, mohos y productos sintéticos (por ejemplo, látex).

El amplio espectro de proteínas alergénicas estudiadas permite determinar, de forma precisa y rápida, los alérgenos que provocan el cuadro clínico del paciente, con el fin de dirigir la estrategia de prevención o tratamiento del paciente, limitando el contacto con las sustancias a las que presenta mayor sensibilización para mejorar los síntomas.

El Test ISAC está especialmente indicado para:

• Mejorar el diagnóstico en los pacientes polisensibilizados a alimentos, inhalantes y/o venenos de insectos.
• Evitar errores diagnósticos, especialmente en pacientes donde no se observa una clara correlación entre la positividad de los test convencionales de alergia y los síntomas.
• Evitar errores terapéuticos en la composición de las vacunas alérgicas.
• Evaluar casos más complejos, como son aquellos con una historia clínica inconsistente o con una respuesta insatisfactoria al tratamiento.
• Evaluar pacientes con anafilaxia idiopática.
• Detectar sensibilizaciones no sospechadas. 


http://www.labconous.com

Respiratorio  




Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login