Ya está disponible en España Tagrisso® (AstraZeneca) para cáncer de pulmón no microcítico metastásico

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
11 Jul. 2019
Ya está disponible en España Tagrisso® (AstraZeneca) para cáncer de pulmón no microcítico metastásico

Osimertinib demuestra una eficacia superior estadísticamente significativa de 18,9 meses de mediana de Supervivencia Libre de Progresión (SLP) frente a los 10,2 meses de los TKIs estándar reduciendo en un 54% el riesgo de progresión o muerte.

Con osimertinib en primera línea se observó una reducción en la frecuencia de aparición de metástasis cerebrales y el beneficio en supervivencia libre de progresión se mantuvo y fue consistente en todos los subgrupos predefinidos de pacientes.

Osimertinib muestra superioridad en la supervivencia global con respecto al tratamiento estándar, aunque estos datos son todavía inmaduros para poder demostrar diferencias estadísticamente significativas en supervivencia.

Tagrisso® (osimertinib), un EGFR-TKI irreversible de tercera generación, está ahora indicado en España en monoterapia para el tratamiento de primera línea de pacientes adultos con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) localmente avanzado o metastásico con mutaciones activadoras del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR).

Osimertinib es un potente inhibidor oral diseñado para inhibir las dos mutaciones sensibilizantes del EGFR más frecuentes (EGFRm; deleción del exón 19 y L858R), y la mutación de resistencia T790M, pero con una actividad muy limitada frente al EGFR Wild-Type.

Actualmente en España, aproximadamente, entre el 10 y 12% de los cánceres de pulmón presentan mutación positiva del EGFR y especialmente es más frecuente en población no fumadora. El cáncer de pulmón es una enfermedad que se diagnostica cuando está avanzada, ha señalado el Dr. Mariano Provencio, jefe del departamento de Oncología Médica del Hospital Puerta de Hierro en Madrid y presidente del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), quien ha indicado que el cáncer de pulmón con mutación EGFR “normalmente está asociado a no fumadores en la que un alto porcentaje presenta una afectación sistémica importante”.

Tal y como asegura este experto, “la perspectiva de vida del paciente ha cambiado con las terapias EGFR, ya que de pocos meses pasamos a una esperanza de vida de 1 año y medio, mientras que con osimertinib superamos aún más esas expectativas llegando hasta los 3 años”.

Por su parte, según ha explicado el Dr. Luis Paz-Ares, Jefe de Servicio del Hospital Universitario 12 de Octubre, Jefe de la Unidad Mixta de Investigación en Cáncer de Pulmón en el Hospital Universitario 12 de Octubre-CNIO, PTU de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Centro de Investigación Biomédica en Red Cáncer (CIBERONC), “el ensayo FLAURA demuestra que si utilizamos osimertinib como tratamiento inicial, se retrasa sustancialmente la aparición de resistencias y, por tanto, resulta un control de este tipo de cáncer de pulmón más prolongado ya que reduce, a más de la mitad, el riesgo de progresión a lo largo del periodo del estudio en relación a los inhibidores de 1ª generación”.

FLAURA es el estudio Fase III, internacional, multicéntrico, aleatorizado, doble ciego que compara osimertinib con el actual estándar de tratamiento en primera línea, un inhibidor de la tirosina quinasa -TKI- (erlotinib o gefitinib) para pacientes con CPNM localmente avanzado o metastásico con mutación positiva del EGFR no tratados previamente. “De esta comparativa se concluye que osimertinib aumenta la supervivencia libre de progresión (medianas de 18,9 vs 10,2 meses), la duración de la respuesta (17,2 vs 8,5) con respecto a los TKIs de generaciones previas y que los datos de supervivencia, en un análisis muy inmaduro realizado, también son alentadores”, ha señalado el Dr. Paz-Ares, para quien destaca que “el fármaco puede ofrecer oportunidades extra de control de la enfermedad y disminución de la progresión, particularmente a nivel cerebral, a costa de efectos secundarios generalmente tolerables y manejables, y una calidad de vida optimizada”.

De igual forma, osimertinib ha demostrado eficacia en todos los subgrupos relevantes de pacientes estudiados. Además, según el Dr. Paz Ares, “el perfil de seguridad de osimertinib es favorable y consistente con la inhibición de EGFR (rash, diarrea, mucositis, etcétera). La tasa de efectos adversos grado 3-4 disminuyó de 45% (gefitinib/erlotinib) a 34%, y la tasa de suspensión del tratamiento por AEs pasó del 18% al 13%, a pesar de la mayor duración del tratamiento en los pacientes que recibieron osimertinib (16,2 vs 11,5 meses)”. Por esta razón, ha concluido el experto que “desde el punto de vida de beneficio/riesgo es indudable que es un nuevo tratamiento de referencia, al aumentar globalmente el beneficio de modo relevante, y presentar un perfil de seguridad adecuado. En base a estos hechos el fármaco podría ser de elección para muchos pacientes, mientras seguimos investigando en cuál es la secuencia óptima de tratamiento para cada paciente”.


http://www.astrazeneca.es
http://www.astrazeneca.es/fundacion-astrazeneca.html
http://www.nosconectalasalud.com

Cáncer