Angelini Pharma España apoya a médicos especialistas para un mejor diagnóstico y tratamiento del Dolor Irruptivo Oncológico (DIO)

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
08 Jul. 2020
Angelini Pharma España apoya a médicos especialistas para un mejor diagnóstico y tratamiento del Dolor Irruptivo Oncológico (DIO)

El laboratorio farmacéutico impulsa el proyecto DIOSTOP con el objetivo de concienciar al profesional sanitario de la importancia de controlar el dolor irruptivo en el paciente oncológico para mejorar su calidad de vida.

En dicho proyecto ya han participado hasta ahora más de 250 médicos especialistas –oncólogos médicos, paliativistas, oncólogos radioterápicos y anestesistas-.

El Dolor Irruptivo Oncológico (DIO) es una exacerbación transitoria del dolor manifestada espontáneamente o relacionada con un factor precipitante predecible o no predecible en pacientes con dolor de base estable y controlado. Se trata de un dolor brusco, breve (dura menos de 60 minutos, con una media de 15 a 30 minutos) y alcanza su máxima intensidad entre los 3 y 15 minutos desde el inicio del episodio. La frecuencia de la aparición de este dolor en el paciente es variable, pero se suele situar entre los 3 y los 4 episodios diarios. Es pues, un dolor de difícil control.

Todavía, a día de hoy, el DIO sigue infradiagnosticado e infratratado, por lo cual Angelini Pharma España lanzó el proyecto DIOSTOP. Se trata de un programa formativo en que se pone de relieve la importancia de un rápido diagnóstico y correcto tratamiento del paciente con Dolor Irruptivo Oncológico, del trabajo multidisciplinar y del seguimiento y adherencia a dicho tratamiento.

Para Olga Insua, Country Manager de Angelini Pharma España, “queremos estar al lado de los profesionales sanitarios ofreciéndoles herramientas que les ayuden en su labor y, a la vez, conseguir entre todos mejorar la calidad de vida del paciente”.

Con este objetivo, el programa proporciona estrategias para un mejor abordaje y tratamiento del DIO y pretende generar motivación entre los profesionales sanitarios para reevaluar la práctica actual de tratamiento del dolor y una mejor calidad de vida del paciente oncológico. Esta iniciativa de Angelini está liderada por la Dra. Yolanda Escobar, del Servicio de Oncología Médica del HGU Gregorio Marañón, y el Dr. Alberto Alonso, del Servicio de Cuidados Paliativos de Hospital Universitario La Paz.

Se considera que un paciente tiene dolor irruptivo cuando ya tiene un dolor de base controlado y presenta crisis transitorias de dolor. Solo se puede tratar correctamente el dolor irruptivo cuando el basal está controlado”, explica el Dr. Alonso.

El algoritmo de Davies es un instrumento útil, rápido y sencillo para el diagnóstico del DIO”, explica la Dra. Escobar. E insiste en la “importancia del diagnóstico del DIO mediante las correspondientes pruebas y exploración ante la sospecha clínica, asegurar que existe un dolor crónico o basal tratado con opioides a dosis estables y determinar que hay otro dolor diferente del basal”.

Por otra parte, el manejo del DIO en pacientes oncológicos debe ser tratado por un equipo multidisciplinar, explica el Dr. Alonso. “La intervención de equipos multidisciplinares coordinados mejora la evaluación, el seguimiento y el manejo del DIO. En este sentido, es muy importante la implicación precoz de los profesionales de los cuidados paliativos en pacientes con cáncer”, afirma.

Actualmente “el abordaje de este dolor es a menudo francamente malo. Muchos pacientes no están correctamente diagnosticados y muchos más tienen un tratamiento inadecuado”, según el Dr. Alonso.

El tratamiento debe ser individualizado - estudiar y pactar el tratamiento con cada paciente-; prestar especial importancia a la causa subyacente del dolor y pactar ambién el tratamiento de los factores precipitantes; así como monitorizar estrechamente al paciente una vez pautado el tratamiento. Debe considerarse que los opioides son la piedra angular para el tratamiento del DIO y, sin un buen control y monitorización, se pueden generar conductas de abuso.

En este sentido, “para el tratamiento del DIO no es válido cualquier opioide mayor”, explica la Dra. Escobar. Las características del fármaco que se administra deben adaptarse a las características del episodio de DIO y por tanto “debe ser un fármaco rápido en su inicio de acción y en alcanzar el pico de acción analgésica, con efecto muy eficaz y de breve duración, de uso fácil, cómodo y discreto”, afirma. Por este motivo, “los opioides que más se adecuan a este tipo de dolor son los de liberación rápida, los ROO (Rapid Onset Opioid). Todos los ROO están compuestos por citrato de fentanilo de administración transmucosa, ya sea oral, sublingual, bucal o nasal. Según las necesidades de los pacientes y sus preferencias, se puede elegir el ROO que se adapte mejor a su caso”, concluye.


http://www.angelini.es
http://www.juanola.es
http://www.vitaminasleotron.es
http://www.naturaessenziale.es
http://www.tantumverde.es
http://www.amukina.es/
http://https://www.angelinifarmacias.es/
http://https://aulaangelini.es/
http://www.lubristil.es
http://https://www.lactanciasindolor.com/
http://https://www.fertilidadonline.es/

Cáncer