MSD Animal Health pone en marcha una niciativa para evidenciar los riesgos por alteraciones estacionales

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
24 Ago. 2020
MSD Animal Health pone en marcha una niciativa para evidenciar los riesgos por alteraciones estacionales

La iniciativa europea #ProtectOurFutureToo que reúne a 21 expertos de más de 30 países de toda Europa para que aporten evidencias científicas y su opinión sobre cómo afrontar la situación actual

MSD Animal Health ha puesto en marcha la iniciativa europea '#ProtectOurFutureToo' a través de la cual 21 expertos de más de 30 países de toda Europa se han reunido para evidenciar científicamente los riesgos producidos por las alteraciones estacionales, así como para exponer sus conclusiones con detalle bajo la iniciativa europea. Esta iniciativa pretende concienciar y favorecer un cambio en el comportamiento de las familias a fin de conseguir una mejor prevención para sus mascotas.

Dentro de este equipo, Fernando Fariñas Guerrero, director del Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas de Málaga, ha contribuido con su percepción sobre el nacimiento y expansión de nuevas enfermedades, señalando que "los cambios en el medio ambiente (globalización, deforestación, el aumento de las temperaturas, las lluvias y la humedad) también están contribuyendo claramente a las alteraciones del sistema inmunitario".

En materia de parásitos, los profesores de parasitología de la Universidad de Zaragoza Agustín Estrada y Javier Lucientes reconocen que el incremento de las temperaturas durante todo el año, no solo en los meses más cálidos, implica que las poblaciones de ectoparásitos en nuestro medio ambiente estén aumentando, expandiéndose a nuevas áreas y permaneciendo activas durante períodos más largos de tiempo.

Estrada apunta que "los cambios en el clima afectan profundamente a la distribución de las garrapatas, pues hasta hace unos 30 años se podía observar una estacionalidad más o menos estricta y restringida a las épocas de primavera y del estío y durante las cuales se podía comprobar la actividad de las garrapatas". "Sin embargo, esto ha cambiado rápidamente y en los últimos años estamos observando un otoño y un inverno mucho más cortos y mucho más cálidos, por lo tanto, es preciso entender que debemos proteger a las mascotas también durante estas épocas", añade.

Además de las alteraciones climáticas, Lucientes añade la urbanización como otro de los factores que ha influido en la propagación y aumento de la población de parásitos. "En los últimos años, hemos visto cómo las grandes ciudades han recibido a un elevado número de personas, lo que ha favorecido el cambio en la estructura de estas urbes y un aumento de las zonas ajardinadas. A esto se suma que, dentro de las ciudades ocurre un fenómeno denominado isla térmica que está beneficiando un aumento en la actividad de los vectores dentro de las ciudades", opina.

Finalmente, aportando su visión sobre el comportamiento de las mascotas, Xavier Manteca, miembro del departamento de Ciencia Animal y Alimentaria de la Universidad Autónoma de Barcelona, reconoce las consecuencias negativas del aumento de las temperaturas sobre el bienestar de perros y gatos. "Las temperaturas muy altas son consideradas como un factor de estrés importante en los animales puesto que su  rutina se ve alterada y provoca cambios en el comportamiento", detalla. La consecuencia más frecuente de las temperaturas elevadas son los golpes de calor que afectan principalmente a la raza canina al carecer de un sistema eficiente para regular su temperatura corporal. Además, el calor obliga a las mascotas a desviarse de sus rutinas habituales. El ejercicio, por ejemplo: a medida que aumentan las temperaturas, los propietarios pueden ser menos propensos a pasear a sus perros, lo que aumenta el riesgo de obesidad en perros acostumbrados a ejercicio frecuente.


http://www.msd.es
http://www.msdsalud.es
http://www.msd.com

Veterinaria