GSK reafirma su compromiso con la enfermedad respiratoria pediátrica con cuentos para formar a niños sobre asma y prevenir el tabaquismo

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
20 Nov. 2020
GSK reafirma su compromiso con la enfermedad respiratoria pediátrica con cuentos para formar a niños sobre asma y prevenir el tabaquismo

Con motivo del Día Universal del Niño, GSK difunde los materiales educativos 'Somos asmáticos, ¿y qué?' y 'No y punto. Porque #FumarNoMola'.

El asma afecta al 10 % de la población infantil y es la enfermedad crónica más común entre los niños.

GSK, en su compromiso con las personas que padecen enfermedades respiratorias, tiene en cuenta aquellas que afectan a la infancia. En algunos casos, como el asma, la necesidad de dirigirse a los niños es especialmente relevante, pues se trata de la enfermedad crónica más frecuente en la población pediátrica, en la que afecta a uno de cada diez niños. Asimismo, la necesidad de prevenir otras patologías en el futuro, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc) y otras vinculadas al tabaquismo, comienza con la concienciación en la adolescencia, incluso antes. En este sentido, con motivo del Día Universal del Niño, que se celebra el 20 de noviembre, GSK ha difundido los cuentos y materiales educativos asociados 'Somos asmáticos, ¿y qué?' y 'No y punto. Porque #FumarNoMola'. Ambos proyectos cuentan con la colaboración de la Cátedra 'Respira Vida' de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) - GSK.

Los dos relatos están escritos por María Jesús Chacón Huertas, autora de numerosos títulos de literatura infantil y juvenil. En el caso de 'Somos asmáticos, ¿y qué?', en colaboración con Carmen Ramos.

Esta última obra cuenta la historia de Jaime, un niño de 12 años al que le apasiona jugar al fútbol. Un día comienza a sentirse mal, pero evita decírselo a sus padres por miedo a que le impidan hacer deporte, hasta que sufre una crisis que le lleva a urgencias. El relato muestra cómo la patología que entonces le diagnostican, el asma, no sólo le afecta a nivel físico, sino también a nivel psicológico y social, hasta que los especialistas le proponen un tratamiento adaptado a sus circunstancias y puede retomar su vida habitual, incluida la práctica deportiva.

El asma es una enfermedad muy compleja, con una evolución no siempre predecible, pero con un buen control los niños y adolescentes pueden llevar una vida normal y evitar las consecuencias de las crisis y los efectos a largo plazo de la misma. Por ello, una buena educación sobre la enfermedad, junto con un buen cumplimiento del tratamiento, dado que en el momento actual disponemos de fármacos efectivos, serán la clave para manternerse bien”, comenta el Dr. Joan Figuerola, presidente de la SENP (Sociedad Española de Neumología Pediátrica).

Prevención del tabaquismo desde la infancia
En el caso del libro 'No y punto. Porque #FumarNoMola', aborda la prevención del tabaquismo, que es una de las principales preocupaciones de salud pública, con más de mil millones de fumadores en el mundo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se trata de una iniciativa dirigida a jóvenes y adolescentes desde los 11 años que se publicó por primera vez con motivo del Día Mundial sin Tabaco de 2019.

El relato aborda los efectos del hábito tabáquico, la fatiga, los daños en la piel, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc) e incluso el cáncer a través de la mirada de un grupo de adolescentes que se enfrentan por primera vez al tabaco. En la historia de Sergio y sus amigos, el tabaco se introduce como un juego que va enganchando poco a poco hasta que se convierte en una adicción. Pero el cuento también trata de cómo algunos jóvenes valientes no sólo son capaces de decir “no” y evitar caer en el tabaquismo, sino que lo combaten ayudando así a sus amigos.

Para el Dr. Julio Ancochea, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid y director de la Cátedra Respira vida de la UAM, “esta iniciativa es especialmente relevante para hacer frente al hábito tabáquico en los jóvenes, que es uno de los factores de mayor riesgo para numerosas enfermedades, en especial la epoc, que ya es la cuarta causa de mortalidad en nuestro país”. Asegura que “el impacto sanitario, social y económico de la epoc, como otras derivadas del consumo de tabaco, es muy elevado, y la primera medida para atajarla debe ser la prevención, cada vez desde edades más tempranas”.

Tal y como se pone de manifiesto en la historia, la aceptación social es la primera causa que conduce a los jóvenes hacia el tabaco. El desafío a las normas, la presión de grupo e incluso compartir la vivienda con unos padres fumadores son otras, por lo que la prevención desde la infancia es fundamental para evitar este hábito, directamente relacionado con patologías respiratorias como la epoc.


http://www.gsk.es
http://www.gsk.com

Laboratorios