Aprobada la financiación pública de Buvidal, primer y único tratamiento semanal y mensual para la dependencia de opioides

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
11 Feb. 2021
Aprobada la financiación pública de Buvidal, primer y único tratamiento semanal y mensual para la dependencia de opioides

Buvidal está indicado para el tratamiento de la dependencia de opioides, en el marco de un tratamiento médico, social y psicológico, en adultos y adolescentes de 16 años en adelante.

Por primera vez en España, los pacientes podrán acceder a un tratamiento diseñado para administrar buprenorfina a un ritmo controlado semanal y mensual, reduciendo las cargas, riesgos y estigma que supone la medicación diaria.

Se autoriza en España la financiación pública de Buvidal, primer y único tratamiento individualizado semanal y mensual aprobado en Europa para la dependencia de opioides. Desarrollado por Camurus, compañía biofarmacéutica sueca, su lanzamiento marca un hito en el abordaje de esta enfermedad, ya que por primera vez los pacientes que padecen una dependencia de opioides y no estén adecuadamente estabilizados o tengan problemas de adherencia con el tratamiento con buprenorfina/naloxona oral, podrán acceder a una buprenorfina de acción prolongada semanal o mensual. El objetivo de la liberación prolongada es reducir la carga de la administración diaria para los pacientes y centros de tratamiento, mejorando así los resultados del tratamiento, la adherencia y la calidad de vida del paciente.

"Estamos satisfechos con la aprobación de la financiación de Buvidal en España, dando así acceso a los pacientes a un innovador tratamiento de larga duración para la dependencia de opioides”, dice el Dr. Fredrik Tiberg, presidente y CEO de Camurus.

Formulado con la tecnología de depósito inyectable FluidCrystal, propiedad de Camurus, Buvidal es una solución de base lipídica que, una vez inyectada, se transforma en un depósito similar a un gel. El depósito se biodegrada lentamente con el tiempo, liberando la buprenorfina, que bloquea el efecto de los opioides en el cerebro y reduce el síndrome de abstinencia, el craving y el consumo de opioides ilícitos por parte del paciente.

Para los pacientes incluidos en programas de sustitutivos opiáceos, debido a sus características personales y ambientales, necesitábamos una formulación, que permitiese un mayor cumplimiento terapéutico”, dice el Dr. Francisco Pascual, presidente de la sociedad científica Socidrogalcohol. Adicionalmente, “La actual pandemia ha puesto en evidencia, una vez más, esta necesidad, por lo que la administración semanal o mensual mejorará el cumplimiento terapéutico, logrando estabilizar al paciente al mejorar su calidad de vida”.

Buvidal ha sido evaluado con éxito en un amplio programa clínico que comprende siete estudios clínicos de fase 1-3 que confirmaron la liberación rápida, predecible y sostenida de buprenorfina durante una semana o un mes. El perfil de seguridad del fármaco también fue coherente con el perfil de seguridad conocido de la buprenorfina/ naloxona sublingual, excepto por las reacciones leves o moderadas en el lugar de la inyección.

Dependencia de opioides en España
La dependencia de opioides es una enfermedad grave, crónica y recurrente que puede afectar a todos los aspectos de la vida cotidiana de una persona. Es un problema de salud mundial cada vez más grave, que contribuye a importantes consecuencias mentales, físicas y sociales adversas, como el desempleo, la actividad delictiva, el encarcelamiento, la transmisión de enfermedades infecciosas, la sobredosis involuntaria y la muerte.

Citando al Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías en 2019, en España, se estima que existen 68.297 personas que realizan uso de opioides de alto riesgo, cifra que oscila entre 46.014 y 90.579. Estos constituyen una población que acumula el mayor impacto sociosanitario de los consumos de drogas en España (exclusión social, infección VIH, VHC, etc.) y que sigue precisando una proporción muy importante de los recursos disponibles en este ámbito. A ello se añade el envejecimiento de esta población y la aparición de co-morbilidades asociadas a la edad.

Este fármaco, que será administrado por profesionales sanitarios en centros de atención a las adicciones u otros centros asistenciales autorizados, espera ofrecer una nueva alternativa para el tratamiento de la dependencia de opioides que ayude a los pacientes españoles a mejorar su adherencia al tratamiento y su calidad de vida, al tiempo que elimina el recordatorio diario de la adicción.


Sistema nervioso