BioSim traslada a la CNMC la necesidad de implantar medidas que permitan a los biosimilares competir en un terreno de juego nivelado

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
03 Mar. 2021
BioSim traslada a la CNMC la necesidad de implantar medidas que permitan a los biosimilares competir en un terreno de juego nivelado

La Asociación Española de Medicamentos Biosimilares, BioSim, ha trasladado su posicionamiento a la CMMC acerca de la comercialización de medicamentos biosimilares en las oficinas de farmacia, en la consulta pública llevada a cabo por la entidad.

BioSim ha expuesto, en estas alegaciones, la necesidad de propiciar políticas decididas de incentivos hacia el biosimilar, especialmente teniendo en cuenta que la normativa que establece el sistema de precios de referencia obliga a igualarlos entre los proveedores de un mismo principio activo, disminuyendo así la competencia del mercado.

Esta situación se acentúa en el ámbito de la oficina de farmacia, donde el precio del fármaco es fijo, puesto que no existen los procedimientos de adquisición del ámbito hospitalario que favorecen la competencia entre diferentes compañías proveedoras.

En la actualidad, existen cuatro medicamentos biosimilares de dispensación en oficina de farmacia: enoxaparina sódica, folitropina, condroitín sulfato e insulina glargina. Su penetración en el mercado sólo representa el 13% respecto a los medicamentos originales.

En este contexto, BioSim considera necesario poner en marcha medidas eficaces para fomentar el uso de los biosimilares. Entre estas medidas, una de las que requiere una actuación más decidida es la revisión y modificación del actual SPR, de forma que se permita un diferencial de precio entre biológico original y biosimilar.

La directora general de BioSim, Encarna Cruz, ha alertado acerca del riesgo que supone esta erosión de la rentabilidad del mercado de los medicamentos biosimilares, “ya que ante un escenario de precios muy ajustados y volúmenes muy bajos, pueden darse circunstancias como el abandono del mercado por parte de proveedores, desabastecimientos, retiradas de productos del mercado o la no comercialización de nuevos biosimilares”. “Todo ello -explica Cruz- provocaría una gran pérdida de oportunidades y de eficiencia para el Sistema Nacional de Salud”.

Junto con la revisión del SPR, BioSim propugna otras medidas que servirían como estímulo en el fomento del uso de los biosimilares, tales como el establecimiento de objetivos de prescripción ligados a incentivos, la generación de datos y conocimiento sobre la penetración de los biosimilares a través de un Observatorio, o el análisis y pilotaje de iniciativas puestas en marcha con éxito en otros países europeos.


http://www.biosim.es

Mercado