Forbes Summit Healthcare 2021 analiza el impacto de la COVID-19 en el sistema sanitario y el papel de la digitalización en la transformación del sector

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
29 Mar. 2021
Forbes Summit Healthcare 2021 analiza el impacto de la COVID-19 en el sistema sanitario y el papel de la digitalización en la transformación del sector

Ana Pérez, directora Médica y de Asuntos Regulatorios de AstraZeneca, ha afirmado que se empiezan a tener “los primeros datos de que con la vacunación se disminuye en torno a un 50-60% la contagiosidad del virus”.

Forbes España ha celebrado una nueva edición de Forbes SUMMIT Healthcare en la que, gracias al apoyo de Deloitte, y con la colaboración de Grupo ASISA, AstraZeneca o Farmaindustria, han analizado la situación actual de nuestro sistema sanitario tras cumplirse un año desde la irrupción de la COVID-19, y los principales retos y desafíos a los que tendrán que hacer frente la sanidad y la medicina ante los retos del futuro.

Andrés Rodríguez, presidente, editor y director de Forbes España, ha sido el encargado de inaugurar el acto, haciendo un repaso de este último año, como el hito de conseguir en 9 meses una vacuna efectiva y destacando que “somos una sociedad mejor pero esto nos ha costado un precio muy alto en cifra de vidas. La semana pasada se administraban 260 vacunas por minuto. Gran noticia, aunque sean pocas. Desgraciadamente, hay países de primera, de segunda y de tercera. La administración de las vacunas está llegando al tercer mundo como todo le llega al tercer mundo, cuando nos sobra a los del primero”.

¿Cómo será la sanidad del futuro?
Jorge Bagán, socio de Sanidad de Deloitte, ha comenzado afirmando que la pandemia ha acelerado el proceso de cambio en el sector, ya que ha obligado a hacer un uso de soluciones digitales y ha demostrado que puede ayudar a flexibilizar y hacer más eficientes los recursos de la asistencialidad.

En cuanto a la relación entre la sanidad pública y privada, Bagán ha afirmado que es una de las tendencias que se van a incrementar en el futuro y que será uno de los aspectos que más ayude a la innovación. Además, ha afirmado que “en la sanidad del futuro, el I+D+i es un componente fundamental. Si no hay un incentivo en forma de ayuda financiera para desarrollar esas áreas, es muy complicado que el sistema sanitario evolucione como todos deseamos”.

Con respecto a los fondos europeos, ha señalado que “todas las ayudas son un catalizador de cambio, igual que lo ha sido la pandemia. Dicho esto, no van a ser suficientes, tendremos que tener otras vías para ampliar el sistema sanitario. Van a ser un impulso y encajan directamente con retos como el de la transformación digital y la cohesión social, pero qué duda cabe que no van a ser un elemento suficiente para lo que implica la sanidad del futuro".

¿Cómo será el futuro de la sanidad post-COVID?
En una mesa de debate en la que se ha analizado el impacto del SARS-CoV-2 en nuestro sistema sanitario y la respuesta de sectores como el farmacéutico, se ha puesto en relieve la importancia de la digitalización del sector sanitario, haciendo especial hincapié en aspectos como el uso de los datos, la telemedicina o la red de farmacias española, la más importante de Europa.

Así, y al respecto la colaboración público-privada, Marta Villanueva, directora de la Fundación IDIS, ha señalado que “da igual si el sector es público o privado. La colaboración ha demostrado que el sumar recursos nos ha hecho salvar vidas. Da lo mismo el nombre y los apellidos que tengan. Que la colaboración no se quede como algo coyuntural, que esté presente en la estructura del sistema sanitario en su conjunto de ahora en adelante”.

Rafael Bengoa, asesor sanitario de Obama y codirector de SI-Health ha añadido que “las pandemias se solucionan a nivel de atención primaria, con aislamiento y detección, y ahí es donde hemos tenido más problemas que otros países”. Al respecto del futuro digital de la medicina, ha dicho que “si el domicilio va a ser el centro de cuidados, y antes de que en ello entre la parte digital, es muy importante que en España cambiemos la mentalidad: no ofrecer tanto lo que creemos que la gente necesita, sino que les preguntemos. En España nunca se ha preguntado a la gente a ese nivel de personalización”. Sobre el papel del Ejecutivo en España, Bengoa ha concluido: “En medicina hay un vacío estratégico. En sanidad no sabemos dónde se va. Tenemos que ayudar a los gobiernos, nacional y autonómicos, a dirigir esa visión. Cabe el riesgo de que nos dejemos llevar por la tecnología y no por los resultados que queremos conseguir”.

Por otro lado, Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, ha valorado el papel de los farmacéuticos en esta situación: “ha sido el centro de referencia donde se le ha ayudado desde el punto de vista social”, y ha destacado la gran capacidad de transformación que ha tenido el sector, con una gran agilidad y en un tiempo récord. Con vistas en el futuro ha comentado que la sanidad de las 5P (Personalizada, Preventiva, Predictiva, Participativa y Poblacional) hacia la que queremos ir tiene en la farmacia uno de los principales factores: “la red de farmacias españolas es una de las redes de inteligencia de salud más importante de europa y tenemos que utilizar esto”.

Por último, Humberto Arnes, director general de FarmaIndustria, ha añadido que “nadie puede cuestionar ya que la salud es una prioridad en los países desarrollados.  Algo que va a marcar el futuro es la colaboración con sectores que producen bienes que son estratégicos, como el sector farmacéutico. Y lo son no sólo desde el punto de vista sanitario, sino también económico y social”.

Objetivo vacuna: ¿Un bien común?
Este Forbes Summit Healtcare ha contado también con la participación de Ana Pérez, directora Médica y de Asuntos Regulatorios de AstraZeneca, quien ha comenzado destacando la importancia de la vacunación: “La vacunación es la manera de acabar con la pandemia. Hay que vacunarse y hay que hacerlo cuanto antes”. A lo que ha añadido que “desarrollar en 9 meses una vacuna y hacer los análisis clínicos pertinentes, ha sido uno de los grandes hitos de la humanidad. Otro hito es que esos ensayos clínicos no se han saltado ningún paso, centrados en la seguridad y en la eficacia.  La importancia ha estado en cómo todos los actores estamos trabajando juntos para que esto sea posible”.

Con respecto a la seguridad de las vacunas, ha explicado que esta es es fundamental, “y la que hemos visto en los ensayos clínicos de todas las vacunas es consistente. Con los sistemas de farmacovigilancia hay que hacer un análisis muy profundo para decir que no existe cierta causalidad o cierto factor que limite la eficacia de las vacunas”.

Pérez ha hablado también sobre la inmunidad en las personas vacunadas, afirmando que: “Lo que dice la ciencia es que todavía no tenemos datos para saber cuánto dura la inmunidad protectora de las vacunas, y se está estudiando porque es algo muy importante para el futuro. Lo que sí sabemos es que todos los ensayos clínicos están haciendo un seguimiento muy exhaustivo y a partir de ahí sabremos qué pautas de vacunación serán necesarias. Es cierto que se empiezan a tener los primeros datos que demuestran que se disminuye en torno a un 50-60% la potencial contagiosidad del virus”.

Por último, la representante de AstraZeneca ha confirmado que “se están iniciando ensayos clínicos a nivel pediátrico y también en embarazadas o pacientes VIH. Es fundamental porque son poblaciones especialmente vulnerables”. Y ha añadido: “No creo que tardemos mucho en tener los primeros resultados de lo que pasa en la población pediátrica”.

Enrique de Porres, consejero delegado de Asisa, ha recalcado que: “A día de hoy tenemos tres retos que son: la evolución demográfica con el envejecimiento de la población que genera un problema a los sistemas sanitarios; la financiación de estos sistemas que se traduce en dinero que los gobiernos deben tratar de distribuir y, por último, la incorporación de la tecnología al sector sanitario”. 

El evento ha contado también con la presencia de la inmunóloga y viróloga del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Margarita del Val y con María Neira, directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS.

Margarita del Val ha valorado la importancia del acceso a los datos, ya que su uso masivo nos puede dar muchas oportunidades, aunque es necesario que estos datos los interprete un especialista. “La calidad de los datos es fundamental. Para los estudios que estamos realizando sobre las variantes del coronavirus necesitamos que sea representativo de lo que está afectando a la población”. Del Val ha hablado también de la medicina preventiva: “la importancia de recoger datos en el campo de la prevención es crucial. Es importante que haya una vigilancia representativa”. Además ha afirmado que la falta de interoperabilidad ha sido un problema en el control de la pandemia en varios países, y esto es algo básico.

Por último, se ha referido también a la inversión en investigación en España: “La investigación española está en un estado muy precario porque se considera un lujo ante cualquier crisis, y desde 2009 no se ha vuelto a retomar el apoyo firme a este área. Esperamos que por lo menos que con esta pandemia se haya visto el valor de la investigación en dos aspectos: en reaccionar muy rápidamente y en transmitir a la sociedad todos los avances que se hacen en todo el mundo gracias a la investigación”.

Por su parte, María Neira ha finalizado el encuentro centrándose en cómo la pandemia nos ha demostrado la importancia y la necesidad de una cobertura sanitaria gratuita y universal, convirtiéndose de este modo en la única opción. “Veo el reto de la excelencia de nuestros profesionales, cómo les vamos a dar reconocimiento social y cómo les vamos a motivar para que se sientan capaces de ofrecer una estrategia de prevención”. Y ha querido subrayar también que la salud no es un gasto sino una inversión, y que es necesario alzar la voz a la hora de favorecer la prevención primaria.


Mercado