Por un ecosistema sanitario sostenible: reto y oportunidad a partes iguales

imagen autor
Maria Massafrets. Directora de Market Access & Government Affairs. LEO Pharma Iberia.

Por un ecosistema sanitario sostenible: reto y oportunidad a partes iguales

11/7/2022
905
La COVID nos ha demostrado que la salud humana, la animal y el medioambiente, así como el desarrollo productivo y la economía, están estrechamente relacionados y podemos afirmar que la sostenibilidad en general y en concreto en la atención médica, es la nueva tendencia en todo el mundo.

¿Qué es el Desarrollo Sostenible?
El concepto de sostenibilidad ha evolucionado con el tiempo y ya no se centra únicamente en las emisiones nocivas a la atmósfera. La versión más reconocida es la presentada en 1987 por la Comisión Mundial Para el Medio Ambiente y el Desarrollo de las Naciones Unidas, que indica que el desarrollo sostenible es aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades, armonizando 3 pilares esenciales: el cuidado ambiental, el desarrollo social y el crecimiento económico.

Es así, como bajo este concepto de desarrollo sostenible, las personas y organizaciones, asumimos que la naturaleza no es una fuente inagotable de recursos, siendo necesaria su protección y uso racional. De igual forma, se promueve el desarrollo social buscando la cohesión entre comunidades para alcanzar niveles óptimos de calidad de vida.

Así pues el desarrollo sostenible se convierte en la única vía de crecimiento actual, y varias instituciones, incluyendo empresas biofarmacéuticas y hospitales, tanto públicos como privados, lo han considerado como una ventaja competitiva entre sus pares y un factor diferencial relevante para el éxito futuro de las organizaciones, incluyendo el impacto que tiene la apuesta por el desarrollo sostenible en la captación y retención de talento.

¿Cuál es la magnitud del reto?
Cuando miramos el sistema de salud como un todo, vemos que la oportunidad de mejora en el área de sostenibilidad es muy importante. Si nos fijamos sólo en impacto medioambiental, en términos globales este sector es uno de los más contaminantes. La huella climática de la industria farmacéutica equivale al 4,4 % de las emisiones de CO2 a nivel global. Su impacto en el medio ambiente no se limita a la producción, sino que se deriva de la actividad de I + D, las cadenas de suministro, el transporte y la logística, la eliminación de productos farmacéuticos y la química. Por otro lado, la gestión de los residuos hospitalarios supone uno de los mayores desafíos desde el punto de vista ambiental y de cara a la propagación de enfermedades.

Si nos fijamos en retos sociales conjuntos, me gustaría poner el foco en la Salud Digital y la  Privacidad de los Datos, en concreto de los datos sanitarios. En un momento en el que la Comisión Europea acaba de poner en marcha el espacio europeo de datos sanitarios (EEDS) este es un aspecto clave del desafío social de la atención médica, particularmente a medida que los registros electrónicos de salud y otras herramientas de salud digital se convierten en la norma, desde el sector salud debemos asegurar que ningún paciente se queda atrás en la atención sanitaria de calidad por no tener acceso a herramientas digitales. Del mismo modo, estas herramientas traen riesgos asociados con el intercambio de datos de pacientes entre empresas, proveedores de atención médica y otras partes, a las que deberemos prestar especial atención.

Iniciativas destacables
Para mejorar en estos aspectos y alcanzar un cambio sistémico, es necesario tener una visión compartida y unos estándares comunes entre los distintos actores y en este sentido han surgido iniciativas destacables tanto dentro de las empresas farmacéuticas como en las instituciones hospitalarias.Las empresas biofarmacéuticas de más facturación se han unido en torno a “The Biopharma Investor ESG Communications Initiative (the Initiative)”, y han desarrollado la “Guía de Comunicaciones ESG para Inversores Biofarmacéutinos 2.0”. 

La Iniciativa está liderada por la Mesa Redonda de Sostenibilidad Biofarmacéutica, una red de colaboración entre empresas e inversores del sector que apoya a los altos ejecutivos para impulsar sus agendas de Sostenibilidad. Es un diálogo centrado en el sector que comenzó a mediados de 2018 y continúa facilitando una serie de discusiones estructuradas en torno a esta temática.

De acuerdo con la Guía, las empresas biofarmacéuticas deben priorizar las siguiente 12 cuestiones vinculadas con la sostenibilidad: acceso a los precios de la atención médica y los medicamentos; ética empresarial, integridad y cumplimiento; cambio climático; prácticas de ensayos clínicos; gobernanza en sostenibilidad; impactos ambientales; gestión del capital humano; innovación; productos farmacéuticos en el medio ambiente y resistencia a los antimicrobianos; calidad del producto y seguridad del paciente; gestión de riesgos y crisis; y la gestión de la cadena de suministro.

Destacar que en esta Guía se haya incluido el acceso a los precios de la atención médica y los medicamentos, “considera como el resultado de una estrategia comercial que elimina las barreras de acceso a nivel mundial, con la fijación de precios considerada como una de esas barreras”, según cita el documento.

El impacto de la Guía en las empresas del sector ha sido masivo. Sólo hace falta bucear en la red entre los informes anuales corporativos de las empresas biofarmacéuticas, desde las grandes corporaciones a las empresas medianas o pequeñas, para darse cuenta del número de iniciativas creadas para dar respuesta a los desafíos del desarrollo sostenible. Entre ellas y enlazando con el punto anterior de acceso a los medicamentos, creo que merecen especial atención las alianzas creadas para asegurar el acceso equitativo a las vacunas frente a la Covid-19, que han permitido salvar millones de vidas y que han roto barreras y dinámicas encorsetadas entre empresas y centros de investigación en todo el mundo.

En el ámbito hospitalario y si nos fijamos en nuestro entorno geográfico, podemos encontrar diversas iniciativas de los hospitales españoles en materia de eficiencia energética, diseño de edificios ecológicos, generación de energía alternativa, minimización de la contaminación por el transporte y de mejora en la gestión de residuos y del agua.

Para no restringirnos en el ámbito medioambiental, destacar la actividad de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), que entre sus grupos de trabajo, tienen el Grupo de Trabajo de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en salud.

El objetivo del grupo es impulsar proyectos de RSC y ODS en las Organizaciones Sanitarias y fomentar el conocimiento de los mismos y la compartición de experiencias, así como impulsar y liderar las iniciativas y proyectos de SEDISA en RSC y ODS, trabajando ambos enfoques en las líneas de trabajo de la propia Sociedad.

Muy relevante es el trabajo que realiza la Sociedad y en general los equipos directivos de la sanidad española para reforzar la humanización de su actividad, asegurar políticas laborales que fomenten la diversidad e inclusión, la salud y la seguridad en el trabajo y que incrementen el impacto positivo en la comunidades que atienden.

¿Cuál es la oportunidad?
El cambio actual de la sociedad y de los mercados de una manera intuitiva nos lleva a pensar que la inversión y el impulso de las políticas de sostenibilidad y responsabilidad corporativa ofrece una ventana de oportunidad para el sector salud, a continuación detallo las que pueden ser las más relevantes:

1. Captación de inversión gracias a la alineación con las expectativas y las prioridades de los inversores: En 2017, Morgan Stanley encuestó a 118 propietarios de activos y descubrió que al menos el 84% de estos propietarios han "considerado activamente" la incorporación de criterios de sostenibilidad en sus inversiones. Mientras tanto, Nielsen descubrió que el 66% de los clientes están dispuestos a pagar más por los productos de empresas reputadas y socialmente responsables. Esta captación no sólo impactaría al sector privado sino también al público.

2. Adelantarse a las tendencias y la legislación en materia de Sostenibilidad: Las empresas e instituciones que practican el compromiso de la sostenibilidad buscan proactivamente oportunidades y estrategias para innovar y ajustarse a las nuevas expectativas y normas, en lugar de oponerse a estos cambios inevitables.

3. Eficiencia y ahorro de costes: La extracción, la manipulación, el transporte y la eliminación de las materias primas, la energía y el agua tienen un impacto directo en los resultados de las empresas farmacéuticas. Lo mismo pasa en el sector público de la investigación y en los grandes hospitales. La búsqueda de la sostenibilidad fomenta prácticas más limpias y eficientes que reducen los costes operativos y la huella medioambiental de las instituciones.

4. Gestión de riesgos: Las instituciones que aprovecharon las estrategias de sostenibilidad para hacer una previsión de riesgos (incluida la pandemia) cuentan con las estructuras y los sistemas necesarios para hacer frente a futuros retos como el cambio climático. Los inversores, en particular, prefieren comprometer sus activos en empresas con una gestión del riesgo y una viabilidad a largo plazo superiores.

5. Aumentar la productividad de los trabajadores: Los trabajadores comprometidos tienen un impacto significativo para sus organizaciones en términos de productividad. Los programas de sostenibilidad que tienen especial cuidado en los colaboradores de una institución aumentan la satisfacción de los empleados e inducen resultados positivos en la misma.

6. Mantener y aumentar su reputación: La reputación de una empresa/institución determina el interés, el desempeño y la inversión que recibe de los accionistas, los empleados, los clientes y el público en general. Un estudio de la revista Fortune de 2019 determinó que el 80% de las personas de 25 a 34 años prefieren trabajar para empresas socialmente responsables y encontró que el 72% de los adultos creen que la responsabilidad social debe impulsar la estrategia comercial. La mayoría de los interesados suelen utilizar la información sobre el compromiso en sostenibilidad de las instituciones para formarse una opinión sobre la misma.

Reflexiones finales
Como reflexión final, la sostenibilidad en el sector salud es un tema complejo que requiere del apoyo de la alta dirección para conseguir el equilibrio entre ejercer una actividad rentable y tener un impacto positivo en la sociedad y en el medioambiente. Para ello, no cabe duda de que se requieren marcos regulatorios predictibles y confiables, realizar un análisis cuidadoso de nuestra actividad, de sus costes, de sus precios, del acceso al mercado y de la calidad de las cadenas de suministro y tomar decisiones basadas en fundamentos éticos.

A pesar de los importantes desafíos actuales, hay razones para ser optimistas y pensar que un futuro más saludable está a nuestro alcance, sin comprometer la creación de riqueza y puestos de trabajo. Sin duda alguna la ciencia tiene una extraordinaria capacidad de superar las mayores pruebas de la humanidad y el sector sanitario es uno de los principales exponentes de la ciencia y de la innovación.

Categorias:

Articulos relacionados:

Logo
Dr. Ángel Navarro. Presidente. Azierta, Life Sciences & Health Consulting.
One Health, una sola salud

En este siglo hemos aprendido especialmente a valorar la salud. La pandemia y la guerra nos cambia el paradigma, ya no es mantener la salud es sobrevivir a los problemas que el ser humano y la naturaleza nos ofrece. Si tratamos de obviar este nuevo paradigma nos seguimos encontrando con circunstancias que hacen de la salud el bien más...

Jul. 2022
Logo
Arafarma.
Arafarma, ejemplo de autoconsumo solar en un laboratorio farmacéutico

El autoconsumo de energía solar es una acción cada vez más común en el sector industrial. Empresas de diferentes sectores buscan este recurso a fin de optimizar sus costes y seguir un modelo de sostenibilidad para cumplir con un proceso de transición energética. Muchas empresas eligen el modelo de Imagina Energía para seguir sus planes de sostenibilidad y apuntar hacia un presente más limpio. Los resultados se evidencian desde el...

May. 2022
Logo
Irene Rodríguez. Business Intelligence and Market Research Manager en Casen Recordati. Presidenta de AIMFA.
En AIMFA las mujeres son las que lideran la participación y tienen un peso clave en el empuje de la agrupación

Ya es conocido que, en España, la industria farmacéutica es el sector que cuenta con una mayor representación de mujeres.  Además, es uno de los sectores con una de las mejores tasas de empleo femenino, actualmente un 53% y creciendo, al contar con un 60% de contrataciones a mujeres. Este aumento de la contratación femenina no es de extrañar si tenemos en cuenta que, según el INE, el 63% del total del alumnado que terminó una...

Mar. 2022