No hay responsabilidad por daños si no se cumple con las pautas indicadas por el médico

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
31 Mar. 2010
No hay responsabilidad por daños si no se cumple con las pautas indicadas por el médico

Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso-Administrativo, de 27 de Enero de 2010

 Antecedentes

 

En sus primera visita a urgencias, al paciente se le diagnosticó lumbalgia aguda, prescribiéndosele tratamiento antiinflamatorio y reposo. Tras esta primera intervención, se le remitió al especialista, el cual solicitó la práctica de un TAC lumbar y citó al paciente para otra visita con los resultados del TAC.

 

El paciente no acudió a realizarse la prueba del TAC ni tampoco a la visita concertada por el traumatólogo. Días después, el demandante realizó un movimiento brusco, y notó un dolor agudo de espalda y pérdida de fuerza en las piernas. Trasladado al hospital se le diagnosticó paraplejia aguda.

 

Sentencia de primera instancia

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) dictó sentencia estimando la demanda y condenando a la Administración a pagar una indemnización al demandante, por considerar probado el nexo causal entre la asistencia sanitaria recibida por el demandante y los daños experimentados. Según el TSJCV, las pruebas diagnósticas que exigía el cuadro clínico no se efectuaron a tiempo, lo que impidió detectar la lesión e instaurar el tratamiento adecuado que habría podido evitar la paraplejia.

Sentencia del Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo (TS) declara nula la sentencia anterior, por considerar que omite una conducta del paciente que interfiere en el modo en que se debió desarrollar su diagnóstico y tratamiento.

Para el TS, si el paciente hubiera seguido las pautas establecidas por el facultativo, y en consecuencia hubiera acudido a que le practicaran la prueba diagnóstica del TAC lumbar, y si posteriormente hubiera asistido a la consulta del especialista ya concertada, posiblemente se hubiera determinado la dolencia. El TS exime pues de responsabilidad a la administración porque el demandante no respetó la secuencia prevista por el médico para diagnosticar su dolencia.

En definitiva, el Tribunal estima que cuando el daño se produce por que el paciente no atiende las pautas indicadas por el médico la responsabilidad debe imputarse al propio paciente. Un planteamiento similar podría esperarse en casos donde el paciente no cumpla con el tratamiento farmacológico prescrito.

 

 

 

En este caso, un particular reclamó una indemnización a la administración alegando que había recibido un tratamiento médico inadecuado. El demandante, que acabó parapléjico, sostuvo que no se practicaron las pruebas necesarias que hubieran permitido determinar la existencia de la lesión, tratarla y corregirla a tiempo.




Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login