Entrevista al Prof. Luis E. Pablo, Presidente de la Sociedad Española de Glaucoma

Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Abril 2021
Entrevista al Prof. Luis E. Pablo, Presidente de la Sociedad Española de Glaucoma
Por
Redacción.

Actualmente el glaucoma es la segunda causa común de la ceguera. Lo padecen alrededor de uno 60 millones de personas en todo el mundo y se estima que para este 2020 la cifra suba 10 millones más. En motivo del Día Mundial de este enfermedad, entrevistamos al Prof. Luis E. Pablo, Presidente de la Sociedad Española de Glaucoma.

¿Qué cifras se manejan actualmente de enfermos de Glaucoma en nuestro país?
El glaucoma afecta aproximadamente a un 2% de la población general, su prevalencia aumenta con la edad y probablemente alcanza a un 5% de los mayores de 65 años

¿Cuál es la misión de la Sociedad Española de Glaucoma?
La Sociedad Española de Glaucoma pretende ser un nexo científico entre los especialistas de nuestro país a la vez que un centro de encuentro que promueva un mejor conocimiento de la enfermedad y sus consecuencias para los pacientes y la sociedad en general

¿Es el Glaucoma una enfermedad visible en nuestro país?
Se han hecho numerosas campañas para su conocimiento, detección y diagnóstico precoz. Al tratarse de una enfermedad asintomática hasta fases muy avanzadas la difusión de las consecuencias del glaucoma es indispensable para la concienciación social

¿Cómo es vivir con Glaucoma? ¿Qué soluciones tiene un paciente cuando es diagnosticado con esta enfermedad?
Afortunadamente las opciones terapéuticas son hoy en día múltiples y nuestro sistema de salud proporciona las alternativas más adecuadas para cada paciente. El tratamiento médico suele ser la primera opción, normalmente con la instilación de gotas en el ojo. En algunos casos es adecuado el tratamiento con láser y en otros hay que pasar a la cirugía, donde existen diversas opciones, desde la cirugía microincisional a cirugías más invasivas pero muy seguras y con excelentes resultados

¿Tiene alguna relación relevante el uso masivo de pantallas (ordenador, móvil, TV…) con la enfermedad de Glaucoma?
No se ha demostrado una relación directa entre el uso o abuso de pantallas y el glaucoma. No obstante, patologías como el ojo seco, disconfort o fatiga visual, etc sí pueden agravarse con dicho uso. La coincidencia de dichas patologías con el glaucoma y su tratamiento puede producir un incremento de síntomas locales como sensación de sequedad y molestias oculares

¿Cómo puede el farmacéutico ayudar a los pacientes que padecen esta patología?
El farmacéutico debe asesorar a los pacientes sobre la necesidad de un correcto seguimiento de las pautas terapéuticas y de las consecuencias de no seguir el tratamiento indicado, debe informar de que el abandono o descuido en la terapia acabará por dañar la visión de forma irreversible. Un problema frecuente es la dificultad o desconocimiento de la forma de poner las gotas, en este sentido el farmacéutico puede instruir al paciente o familiar de cómo hacerlo. En definitiva, es misión de los profesionales sanitarios hacer comprender a los pacientes y familiares que la pérdida visual del glaucoma es irreversible y que mediante el tratamiento se evita la evolución de la enfermedad

¿Cómo ha afectado, y está afectando, la llegada de la Covid-19 a los enfermos de Glaucoma?
Fundamentalmente debido a las dificultades de acceso a los hospitales y centros de salud, también por las restricciones en las salas de espera. El seguimiento de la patología se ha hecho más complicado y las demoras más largas, con los consiguientes retrasos tanto diagnósticos como de tratamiento. Respecto al diagnóstico inicial es muy probable que los programas de screening también se hayan visto afectado y que un número significativo de pacientes estén por diagnosticar

¿Qué avances podemos esperar de cara al futuro para combatir esta enfermedad?
La evolución terapéutica en los últimos años ha sido espectacular con nuevos tratamientos médicos y procedimientos quirúrgicos, no obstante, las perspectivas de futuro son aún más prometedoras, terapia génica, medicina personalizada, nuevas dianas terapéuticas…

Sin duda alguna queda mucho trabajo por hacer y muchas vías por explorar.