Entrevista a Víctor Jiménez. Responsable de la División de Pequeños Animales en Ford Dodge

Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Enero 2006
Entrevista a Víctor Jiménez. Responsable de la División de Pequeños Animales en Ford Dodge
Por
Anouk Suñer-Rabaud

He conocido a un veterinario cazador. El concepto es sorprendente, aparentemente contradictorio y después de oír unos argumentos parecidos a los del aficionado a los toros, una se queda desconcertada porque no ha entendido nada. Sin embargo, confía.

Como si la caza fuera cosa de adultos y la indignación que suele despertar, una reacción infantil de quién todavía no sabe de qué va el mundo. Porque Víctor Jiménez respeta y ama a los animales. Y la caza que defiende él es una caza “sana”. Si fueras un animal, Víctor, que serías? Nunca se ha hecho la pregunta, y reflexiona: “Un oso. A los osos les gusta vivir bien, conocen el ambiente, son unos exquisitos comiendo, eligen lo mejor de cada zona, son muy adaptables. Y que no les toquen mucho las narices. Yo no soy un guepardo, un atleta corredor “
El responsable de pequeños animales en Fort Dodge detesta los eufemismos de lo políticamente correcto, no piensa en los problemas que podrían surgir mañana y necesita la naturaleza. Víctor ha aprendido de los animales para los que trabaja cada día desde su departamento de marketing.

¿Los veterinarios lo son por vocación?
Sí. Porque si quieres ganar dinero, mejor haberte dedicado a Operación Triunfo. Te tienen que gustar los animales. A veces elpropietario va a la consulta, y cree que eres San Francisco de Asís, que lo tienes que hacer todo por amor al arte. Trae al perro, te viene con urgencia y te pregunta: ¿Le debo algo?
(Risas.)
… Dice… “es que no me he traído dinero.” Es que… Te vas a un bar, tomas dos cervezas y no preguntas si hay que pagar. Si no llevas dinero, ya no entras.

¿Crees que la gente sabe cuidar los animales?
En general no. La gente confunde cuidado con dar de comer a los gatos en la calle y eso está muy mal porque pueden ser un foco de infecciones. El problema es que hay mucho animal y no hay sitio. Lo primero que tienen que hacer es esterilizar a los perros y gatos callejeros. Aquí el cazador, si el perro no caza, le pega dos tiros. Yo he visto en Castilla, galgos colgados de un árbol.

¿Cómo explicas esa crueldad?
No tiene explicación. La gente no tiene discernimiento. En un pueblo de Toledo donde vivía mi abuelo, mataban a todo lo que no eran conejos y perdices. Cualquier cosa que no era caza. Yo he conocido a gente que dice que en el campo, no tiene que haber más sombra que la del agricultor inclinado sobre el arado.

¿Tienes animales?
No. Ah, sí… Peces.

¿Cuál es vuestro producto estrella?
Sobre todo vacunas. Por ejemplo tenemos el Duramune DAPPi+LC para perros, es un producto nuevo, que tiene parvovirus 2b, moquillo, coronavirus…somos el único laboratorio que tiene registrado el coronavirus en Europa.
Es un un virus intestinal canino del que la competencia dice, en España, que no existe, porque ellos no lo tienen registrado en sus vacunas.

¿Y que dicen los veterinarios?
Muchos dicen que no existe tampoco. Sí, es que muchos no tienen ni idea.
Como lo lea eso un veterinario, me capa.
Un castigo muy animal, por cierto.

¿Entonces qué os enseñan en la carrera?
Yo recuerdo cuando estudié, entramos 2 500 tíos en Madrid en veterinaria, las aulas eran de 300 y nos metíamos 600 en cada clase. Las prácticas ni se hacían. Toqué por primera vez un caballo en tercero. Y en cirugía, ibas allí a mirar, no tocabas nada. Luego yo tuve que hacer urgencias, pero nadie te había enseñado nada. En la facultad, nadie quería que aprendieras. Les daba igual. En Estados Unidos, es muy distinto. . Allí no te preguntan: Características del Parvovirus: ¿Cuántos dalton pesa el virus? Te preguntan: Un perro con diarrea y 38º de fiebre, dame un diagnóstico y dime cómo hay que tratarlo. Hay muchas prácticas.
Ahora ha cambiado bastante, hay más prácticas. La profesión está mejor.
Volviendo a vuestras vacunas…
Por ejemplo, sabes que aquí están cuidando linces en Doñana, ¿no? El lince está en extinción. Lo cazan, lo atropellan, etc. En Doñana, utilizan nuestras vacunas para gatos. Son las únicas que pueden utilizar. Y estamos muy orgullosos.

¿Y eso lo anunciáis en algún sitio?
En revistas veterinarias. Aquí, no existe todavía una estructura OTC para productos veterinarios.

¿Porqué se encuentran tan pocos productos veterinarios en farmacias?
Porque ganan más dinero con humana que con veterinaria. Prefieren pedir los productos a los laboratorios cuando alguien los necesita. Aunque hay algunas farmacias especializada. Por otro lado, los veterinarios no tienen derecho a vender medicamentos

¿Practicaste como veterinario?
Sí, un año. Luego, antes de entrar en Esteve, me fui a vender viajes durante dos meses.

¿Safaris?
No, sino me hubiera ido yo y me hubiera quedado allí. En África

¿De dónde viene el morbo de cazar búfalos?
Tiene el peligro de que el animal te mate. Es como el elefante, que en cualquier momento se vuelve y te machaca. Porque los tiros buenos son a 20 metros. No se trata de disparar a 500 metros y cargarte un bicho.

¿Te dan pena los zoológicos?
Hay zoos y zoos. El antiguo del parque del Retiro era un desastre, en cambio el de la Casa de Campo o el de la Ciudadela en Barcelona están muy bien, además conozco al veterinario de éste que es amigo mío. Es que es el único sitio donde se puede mantener los animales con un control para que podamos verlos el gran público. Los que son serios trabajan en la protección de los animales.

¿Si te llevan a un perro a sacrificar, puedes negarte?
Sí. Mucha gente, antes de irse de vacaciones, te llevan al perro que tiene a lo mejor 8 años, y…

¿Qué piensas de la eutanasia humana?
Para determinados casos, sí. Es que mucha gente también abandona a los abuelos antes de verano. Los dejan en una residencia, y…

¿Tienes una visión animal del mundo humano?
Es que estamos reducidos a una serie de impulsos animales tamizados por unas convenciones humanas. Hay mucha falsedad

¿Piensas que una empresa puede ser el reflejo de la ley de la selva?
Sí, pero generalmente la selección natural del mejor adaptado y el más fuerte no es la ley. En general en la sociedad y en la empresa, el más pelota, el que tiene más contactos, el hijo de no sé quién, es el que tiene más posibilidades.

Yo conozco al hijo de un catedrático, que… pues tuve su examen en las manos y tenía un 0,2. Pues le pusieron un sobresaliente. Y ahora encima tiene un puestazo de la leche en el ayuntamiento de …. Y tú te rompes los cuernos…

Cuando no piensas en cazar, ¿a qué te dedicas?
Leo. Me gusta el cine clásico, las películas de John Wayne, cuando mis hijos sean mayores, iremos a ver pájaros en el campo. Me gusta mucho la naturaleza. Antes pintaba. Si puedo, me voy al campo a pegar tiros.

¿A quién?
A una diana. (Risas)

Y si ves un conejo, ¿qué?
¿Para qué le voy a pegar un tiro a un conejo si no me lo voy a comer?
Yo cada año voy a cinco monterías. Pues no pego un tiro nunca. Me levanto a las 5 de la mañana, me pego 200 km de ida, paso más frío que Dios, y vuelvo a casa a las 9 de la noche, y no pego un tiro.

¿Tu mujer comparte eso?
Uy, está contentísima. Que me vaya y la deje con los niños…
No, no le gusta la caza.

Es tremendamente masculino el mundo de la caza
Sí, siempre ha sido así.

¿Reconoces ese instinto animal en otras cosas?
Sí, sí. Cualquiera que me conoce lo diría. Yo de embajador no valdría por ejemplo.

¿El animal es mejor que el hombre?
Sí, seguro. Eso de que el hombre es un lobo para el hombre es mentira. Los lobos no se matan entre ellos, ni se roban, ni se engañan. El lobo no destruye el planeta como lo hace el hombre.

¿Cuál es tu refugio?
Pues al final, yo mismo. No suelo comunicar mis problemas a nadie.

¿Qué es lo primero que piensas cuando te miras al espejo por la mañana?
Qué mayor estoy. Sí, me veo mucha cana.

¿Qué escondes?
Es que … si te enseñas como eres, te pueden hacer mucho daño. Entonces te vas poniendo capas y capas, te cubres con convencionalismos sociales, con cinismo…

¿Por eso dices que tu refugio eres tú mismo? ¿Porque te escondes dentro de ti?
Sí.


Dicen que los osos están en peligro de extinción. No te extingas, Víctor. Hacen falta ejemplares como tú en la especie humana. Para sanearla.