Fresenius Kabi colabora con la Fundación SEFAC para detectar a personas mayores en riesgo de desnutrición

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
11 Jun. 2021
Fresenius Kabi colabora con la Fundación SEFAC para detectar a personas mayores en riesgo de desnutrición

Nutrición y salud van de la mano. Una nutrición adecuada es fundamental para mantener una buena salud y calidad de vida. No siempre es fácil, ya que los cambios que sufrimos cuando nos hacemos mayores como alteraciones del gusto, el olfato o el apetito; las dificultades para masticar; o los problemas de conducta y memoria pueden perjudicar el consumo de alimentos y la absorción de nutrientes y, por tanto, aumentar el riesgo de padecer desnutrición.

Fresenius Kabi colabora con Fundación SEFAC, la Sociedad Española de Farmacia clínica, familiar y comunitaria, para alertar sobre el riesgo de desnutrición de las personas mayores en las farmacias comunitarias. El proyecto está enfocado a los mayores de 65 años sin diagnóstico previo de desnutrición.

La colaboración tiene por objetivo brindar al farmacéutico comunitario herramientas necesarias para poder realizar una intervención, es decir, detectar e intervenir en pacientes mayores de 65 años en situación o riesgo de desnutrición. Con esta misión, se han elaborado materiales, que estarán disponibles en las farmacias, para concienciar a la población en general, y a las personas mayores en particular, de la importancia de tener un buen estado nutricional.

Igualmente, también pretende sensibilizar al farmacéutico de su papel clave en la detección precoz de la desnutrición en las personas mayores, así como acercar la figura del farmacéutico como figura en el cuidado de la salud a los usuarios.

Estudios recientes realizados en España han confirmado el elevado riesgo de desnutrición en personas mayores. Un estudio elaborado en Murcia con pacientes no diagnosticados, con una muestra de 360 ancianos, detectó que un 2% estaba desnutrido y un 17% presentaba un riesgo de desnutrición probable. Otro sobre una muestra de 660 personas mayores de 65 años en Valencia, elevó hasta el 23,3% el riesgo de desnutrición.

La desnutrición puede causar numerosos problemas como disminución considerable de peso, falta de ingesta de proteínas, dificultad en la recuperación de las heridas, aumento del riesgo de infecciones, sarcopenia y debilidad muscular o mayor riesgo de hospitalización y muerte.

En un momento como el que estamos viviendo, en plena pandemia por la Covid-19, el farmacéutico comunitario se convierte más que nunca en el profesional sanitario más cercano y accesible para el paciente, desempeñando un papel fundamental en la detección del riesgo de desnutrición.


http://www.fresenius-kabi.com/es/

Digestivo y Metabolismo