La Federación de farmacias de Galicia “consideran inviable” el Decreto para la preparación y entrega de SPD en las oficinas de farmacia

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
17 Jun. 2021
La Federación de farmacias de Galicia “consideran inviable” el Decreto para la preparación y entrega de SPD en las oficinas de farmacia

María José García Gómez, presidenta de FEFGA

La federación de farmacias de Galicia tras analizar el proyecto de Decreto para la preparación y entrega de sistemas personalizados de dosificación en las oficinas de farmacia de Galicia concluye que “si bien podemos compartir lo positivo del proyecto, entendemos que el planteamiento no es el adecuado. Son varias las cuestiones que pueden hacer inviable el proyecto, lo que determinará que la mayor parte de las farmacias gallegas no puedan llevarlo a la práctica, aunque pudieran tener interés en ello”.

Consideran que no se lograría la pretendida trazabilidad de los medicamentos porque los sistemas personalizados de dosificación (SPD) no permite conocer el lote concreto al que pertenece el medicamento dispensado, lo que impedirá al paciente medio, en caso de alerta sanitaria, tener conocimiento directo de qué medicamento se trata.

En cuanto a los requisitos de espacio, equipamiento y flujos de trabajo, entendemos que la pretendida configuración espacial del Decreto proyectado excede de la normativa de aplicación. Se hace mención en el proyecto a una zona de preparación de SPD sin tener en cuenta que esta zona se encuentra contemplada en la zona de “atención individualizada” y por supuesto la zona de preparación no puede, como pretende la norma a aprobar, compartir espacio con la zona de laboratorio.

Conviene replantearse este aspecto, por cuanto desde luego, la oficina media de farmacia que quisiese plantearse la preparación y entrega de medicamentos mediante SPD no podría cumplir con los requisitos de división del espacio por zonas (zona de atención farmacéutica, zona de almacenamiento de medicamentos para SPD, zona de preparación de SPD, zona de archivo de documentación). Estas exigencias pueden implicar dejar sin servicio efectivo muchas zonas donde las farmacias, por razones de imposibilidad material, no puedan cumplir con estas divisiones de espacio. Todos los ciudadanos de estas zonas quedarían desatendidos al menos en cuanto al sistema a implantar, porque las farmacias, aunque quisieran, no tienen posibilidad real de acomodarse a una norma excesivamente rigorista.

El objetivo de cargar todo el medicamento que se dispense a un paciente en una caja individual va a dificultar el sistema hasta el punto de hacerlo inasumible. Porque no se tiene en cuenta las posibilidades reales de los distintos tamaños de farmacias, y las complejidades técnicas de los sistemas de dispensación robotizados.

El proyecto de decreto que los farmacéuticos titulares de la oficina de farmacia deberán haber recibido una formación específica sobre SPD y obtener la acreditación de la comisión de formación continuada de las profesiones sanitarias, extendiendo esta obligación los todo el personal farmacéutico de la oficina de farmacia y a todo el personal que intervenga en la preparación de los SPD. El personal farmacéutico está ya absolutamente capacitado para implementar este sistema sin necesidad de tener que recibir una formación específica. En definitiva, la formación prevista para obtener una nueva acreditación supone un obstáculo más a la instauración de este sistema y no sirve realmente para da mayor seguridad y garantías a los usuarios de los SPD.

Sobre el coste resaltan que es inviable la asunción personal de los diferentes titulares de oficina de farmacia y del mismo modo no parece posible que se sufrague a través de los colegios pues ello conllevaría que finalmente sean los propios farmacéuticos titulares quienes asuman el coste de un servicio que a todas luces es público. En conclusión, la norma a aprobar deberá contemplar el coste del servicio, la forma en que pueda costearse, y el impacto económico que tendrá en las farmacias de calle la imposibilidad de cumplimiento de la norma, en muchos casos.

Finalmente dicen “que se tengan por efectuadas las alegaciones presentadas en tiempo y forma y en su consecuencia se proceda a replantearse la totalidad del proyecto para ajustarlo a las verdaderas necesidades y posibilidades de todos los que voluntariamente quisieran implantar los SPD y subsidiariamente, sirvan para que con anterioridad a la aprobación del Decreto se modifiquen los aspectos mencionados para hacer más viable dicha implantación".


http://www.fefe.com

Farmacia comunitaria