Safe Sea alerta de la necesidad de utilizar protección solar que inhiba la picadura de este animal acuático y de la carabela portuguesa

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
17 Jun. 2021
Safe Sea alerta de la necesidad de utilizar protección solar que inhiba la picadura de este animal acuático y de la carabela portuguesa

Se prevé un aumento de medusas en las costas españolas tras un invierno y una primavera cálidos

Las medusas que asolan cada verano las costas españolas bien pueden arruinar un perfecto día de playa. Las temperaturas suaves de este 2021 hacen prever un verano similar o, incluso, con mayor volumen de este animal marino que el registrado en 2020, debido al estado del agua y a la tropicalización del océano Atlántico y del mar Mediterráneo.

Las temperaturas altas en invierno y primavera favorecen la abundancia de fitoplancton, el alimento principal de las medusas, y a su vez generan las condiciones ideales para la proliferación de estos invertebrados en verano”, explica Enric Sendil, CEO de Safe Sea, el único protector del mercado con propiedades para proteger al mismo tiempo de los efectos perjudiciales de los rayos del sol en la piel y de las picaduras de medusas.

Lo cierto es que, como cada periodo estival, miles de medusas se acercarán a nuestras costas empujadas por las corrientes y el viento, y es que las plagas de este invertebrado aparecen de forma cíclica. Pero, además de este animal acuático, a las playas españolas también llegan carabelas portuguesas cuyas células urticantes pueden afectar seriamente al ser humano. A diferencia de las medusas, que suelen moverse bajo el agua impulsadas por las corrientes, la carabela portuguesa se desplaza sobre la superficie gracias a un flotador relleno de gas que parece una vela de barco y al que debe su nombre.

Las carabelas portuguesas vienen siendo una amenaza creciente en nuestras aguas desde hace muchos años. La sobrepesca y las condiciones ambientales, como las fuertes corrientes marinas y los vientos, han provocado que nuestras playas, especialmente las de Levante, Murcia y Andalucía, estén viéndose invadidas cada verano por centenares de ellas que se mueven principalmente por la superficie”, afirma Enric Sendil, que destaca que “ante los efectos tan graves que las picaduras ocasionan hay que tener precaución, pero también protegerse”.

En este sentido, la composición de Safe Sea, respetuosa con el medio marino, vegana y cruelty free, incorpora una sustancia exclusiva que actúa como inhibidora del mecanismo de defensa de la medusa, evita su picadura y los riesgos asociados al contacto con la piel. Esta sustancia fue desarrollada y patentada por un equipo de científicos de Nidaria Technology Ltd. a raíz de la observación de la capacidad del pez payaso de ocultarse entre los tentáculos de la anémona de mar y evitar la picadura de esta especie, que pertenece al mismo filo que las medusas.

La inhibición de la picadura es posible gracias a que Safe Sea libera unos polisacáridos que confunde a la medusa y hacen que ésta identifique que está tocando a otra medusa, con lo que las células urticantes no se activan”, mantiene Sendil.

Safe Sea es el único producto que ha sido probado y demostrado ser eficaz contra las medusas. Esto incluye pruebas clínicas y ensayos en varios centros médicos que se llevaron a cabo en ortigas de mar en la Universidad del Hospital de Stanford, las medusas de caja en el Centro Médico Bert Fish en Florida, y Rhopilema (medusas médicas tóxicas) en el Hospital Rambam de Israel.

Todas las pruebas demostraron que Safe Sea proporciona una protección eficaz contra las picaduras de medusas y que proporciona protección contra la medusa Carabela portuguesa, la avispa de mar o medusa de caja. Todo esto demuestra que Safe Sea es eficaz con medusas comunes e, incluso, medusas peligrosas.


http://www.safesea.es

Dermatología