La adición del prebiótico Orafti Synergy a una fórmula infantil mejora los resultados inmunológicos y la función gastrointestinal

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
23 Sep. 2021
La adición del prebiótico Orafti Synergy a una fórmula infantil mejora los resultados inmunológicos y la función gastrointestinal

La microbiota intestinal tiene un papel importante en la modulación del sistema inmunológico. La alimentación es uno de los principales factores que influyen en el proceso de colonización del intestino y, por tanto, en la formación de la microbiota. Un estudio recientemente publicado en la revista Nutrients ha demostrado que la suplementación de la fórmula infantil con el prebiótico Orafti Synergy, una mezcla de oligosacáridos de tipo inulina de cadena corta y larga, modula la microbiota intestinal del bebé hacia niveles más altos de Bifidobacterium, de una manera similar a lo que sucede en bebés amamantados y que no ocurre cuando se emplea una fórmula estándar. Esto tiene un efecto beneficioso tanto en el sistema inmunitario como en la función gastrointestinal de los bebés.

El efecto estimulante de las bifidobacterias se ha atribuido a la presencia de oligosacáridos en la leche materna, unos carbohidratos que tienen efectos prebióticos. Gracias a los resultados de este estudio hemos demostrado que, con su adición a una fórmula infantil, se logra un resultado similar al de la leche materna, que se mantiene a largo plazo y de una forma bien tolerada”, explica la Dra. Cristina Campoy, directora del Centro de Excelencia en Investigación Pediátrica EURISTIKOS, miembro del Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátricas (ESPGHAN) y directora de la Cátedra Ordesa.

Cuando la lactancia materna no es posible, una de las estrategias para modular la composición de la microbiota intestinal del lactante alimentado con fórmula y lograr que sea más similar a la de los lactantes es el enriquecimiento de la fórmula con prebióticos, como es el caso de Orafti Synergy, que en estudios previos ya ha demostrado su capacidad de modular la composición de la microbiota intestinal y las características de las heces.

Infecciones más cortas y heces más blandas
En general, el número total de infecciones, así como los días con fiebre, fue muy bajo durante todo el período de estudio. Sin embargo, aunque el número total de infecciones no se vio influenciado por la ingesta de prebióticos, la duración general de las infecciones fue significativamente menor en el grupo que recibió la fórmula enriquecida con Orafti Synergy en comparación con el grupo que recibió la fórmula estándar. “Esto revela que los prebióticos incluidos en la fórmula infantil podrían haber inducido una modulación de algunos procesos inmunológicos, presumiblemente como resultado de las modificaciones de la microbiota y los parámetros inmunológicos gastrointestinales relacionados”, añade el Dr. José Antonio Moreno, investigador de Laboratorios Ordesa y que también participó en el estudio.

También se observó que la consistencia de las heces fue más suave con la fórmula suplementada con prebióticos en comparación con la fórmula estándar. Debido a la naturaleza prebiótica de Orafti Synergy, su fermentación puede beneficiar los hábitos intestinales y las características de las heces en los bebés alimentados con fórmula. Además, se comprobó que en el grupo prebiótico había mayores recuentos de Bifidobacterium en el sexto mes de los bebés, así como una mayor proporción de estas bacterias a los dos y seis meses. “En resumen, se ha podido demostrar como la suplementación con oligosacáridos prebióticos de tipo inulínico durante el primer año de vida modula de manera beneficiosa la microbiota intestinal del lactante y se asocia con una duración reducida de las infecciones”, finaliza la Dra. Campoy.

Laboratorios Ordesa es pionera en el mercado nacional en la utilización simbiótica de prebióticos y probióticos en fórmulas y cereales infantiles en los productos de sus marcas Blemil y Blevit. Estos resultados refuerzan los beneficios de esta combinación para prevenir posibles infecciones y favorecer la formación de una microbiota variada” apunta el Dr. José Antonio Moreno.

En los bebes amamantados, las bifidobacterias son los microorganismos predominantes y el desarrollo de la microbiota intestinal se produce de forma más lenta en comparación con los lactantes alimentados con una fórmula infantil estándar. Además, desarrollan una microbiota más variada con proporciones más altas de otras bacterias relacionadas con diversas patologías como Escherichia coli, Clostridium o Bacteroides, entre otras.

Primer estudio a largo plazo
Los efectos beneficiosos de la suplementación de las fórmulas infantiles con el prebiótico Orafti Synergy ya se habían demostrado, pero este nuevo estudio buscó evaluar esta adición a largo plazo y comprobar sus efectos tanto en el sistema inmunológico como sobre la función gastrointestinal y el bienestar de los lactantes durante el primer año de vida.

Para esto se realizó un estudio prospectivo, multicéntrico, aleatorizado y de doble ciego sobre una población de 160 bebés sanos menores de 4 meses de edad. Un pediatra se encargó de realizar un seguimiento regular del crecimiento, la fiebre y las infecciones. Los síntomas digestivos, la consistencia de las heces, así como los patrones de llanto y sueño también se registraron durante una semana de cada mes de estudio.


http://www.ordesalab.com/
http://www.blemil.com/
http://www.blevit.com/
http://www.donnaplus.com/
http://www.fontactiv.es/
http://www.colnatur.com/

Digestivo y Metabolismo