Los expertos en audición nos cuentan cómo prevenir la otitis este verano

24/6/2022
Enviar a un amigo
Imprimir en PDF
Los expertos en audición nos cuentan cómo prevenir la otitis este verano
Categorías:
Órganos de los sentidos  

El principal factor de riesgo es bañarse en playas y piscinas y no secarse bien los oídos

Los síntomas de esta infección pueden ir desde el dolor en el oído y/o supuración del conducto hasta la disminución de la audición

El verano va acompañado del aumento de casos de otitis externa, conocida también como “oído del nadador”. Según explican los expertos de los Centros Auditivos Aural, pioneros en audiología, se trata de una infección leve del canal auditivo externo producida por los restos de agua que quedan dentro de este canal, permitiendo que las bacterias proliferen.

El uso de bastoncillos u otros objetos dentro del canal auditivo externo también puede producir este tipo de infecciones, ya que dañan la piel dentro del canal y estas heridas se sobreinfectan.

El Dr. Ricardo Bartel, otorrinolaringólogo especializado en otología y cirugía endoscópica del oído y rinología y cirugía endoscópica nasosinusal, cuenta cuáles son los síntomas para detectarlos a tiempo: “Los síntomas suelen ser suaves en un principio, pero pueden empeorar si esta no es tratada a tiempo. El síntoma cardinal es el dolor en el oído, este es como un pinchazo que empeora al tocarnos o movilizar el pabellón auricular. La entrada del canal puede verse enrojecida. Si la infección progresa, puede incluso haber supuración del conducto, disminución de la audición e incluso verse afectado el cartílago de la aurícula (condritis).

En caso de no ser tratada, la otitis externa puede tener complicaciones como son pérdida transitoria de audición, cronificación de la infección, condritis (cuando la infección de la piel del canal auditivo externo se extiendo al cartílago de la aurícula) u otitis externa necrotizante (solo posible en pacientes diabéticos o inmunodeprimidos, agresiva y grave que requiere tratamiento a largo plazo).

Pautas de prevención de la otitis de verano
Para prevenir las otitis, según explica Ingrid Rubio, gerente de Audiología de Aural, es recomendable, después de pasar un tiempo prolongado en el agua, secar con cuidado los oídos utilizando una toalla limpia, inclinando la cabeza hacia ambos lados para ayudar a que el agua drene de los oídos. En el caso de los más pequeños, se aconseja que sean los padres quienes ayuden a los niños a secarse los oídos.

También es aconsejable usar tapones, ya que al cubrir los conductos se impide la entrada del agua. Es importante que estos tapones estén hechos a medida ya que cada oído es diferente anatómicamente y tiene un tamaño diferente y no a todos nos sirven los mismos tapones. “Un tapón de baño, explica Rubio, debe tener un ajuste perfecto para evitar que el agua penetre”.

Además, un buen tapón de baño debe estar realizado con material de silicona especial y de calidad para que sea cómodo de llevar durante un largo período de tiempo, evitando roturas por su uso prolongado. También debe ser de un material hipoalergénico para que sea recomendable su uso para todas las edades para y personas con diversas patologías auditivas.

Los expertos de Aural abogan por la prevención y la protección del oído en cualquier época del año para evitar futuras lesiones auditivas, disfrutando de cada momento y cada sonido sin dañar al oído.

Otras noticias: