Baxter se une al programa piloto de la AEMPS para eliminar los prospectos en papel

01/7/2022
Enviar a un amigo
Imprimir en PDF
Baxter se une al programa piloto de la AEMPS para eliminar los prospectos en papel
Categorías:
Laboratorios  

Baxter espera lograr el ahorro de al menos 9 toneladas de papel, dejando de imprimir 850.000 prospectos al año.

El proyecto piloto de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) pretende evaluar cómo las nuevas tecnologías podrían mejorar el acceso y uso de la información contenida en los prospectos en papel.

El proyecto está dirigido a fármacos que se utilizan exclusivamente en el ámbito hospitalario, como las bolsas Viaflo de Cloruro sódico 0,9% y Glucosa 5% de Baxter.

Baxter España, compañía mundial de tecnología sanitaria, se ha adherido al programa piloto promovido por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) destinado a evaluar el impacto de la supresión del prospecto en papel (información dirigida al consumidor o usuario que acompaña al medicamento), y convirtiéndolo a formato digital a través de un código Damatrix en un reducido grupo de fármacos de uso humano de ámbito hospitalario.

Esta prueba piloto, que inicia con la supresión de los prospectos de las bolsas Viaflo de Cloruro sódico 0,9% y Glucosa 5% de Baxter, entre otros medicamentos de uso hospitalario, buscará, además, contribuir a reforzar el uso adecuado de los medicamentos, garantizar la seguridad del paciente y reducir el impacto medioambiental de la fabricación de estos productos.

En Baxter estamos comprometidos con la sostenibilidad y reducir la huella medioambiental en la fabricación de medicamentos, no solo en nuestras operaciones sino de manera general en la industria” explica Rosabel Arce, Business Unit Head Medication Delivery & Acute Therapies de España y Portugal. Al adherirse a este proyecto, Baxter ahorrará, al menos, 9 toneladas de papel, dejando de imprimir 850.000 prospectos al año, contribuyendo a facilitar las labores de los profesionales sanitarios frente al uso de las nuevas tecnologías y el desempeño de sus actividades diarias, como realizar búsquedas sobre reacciones adversas o analizar tendencias en las modificaciones de los fármacos de una manera más eficiente.

Este proyecto, que cuenta con la participación de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), en coordinación con la Vocalía de Hospitales del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y un conjunto de compañías del sector, tendrá una duración mínima de dos años. En este tiempo se evaluará cómo las nuevas tecnologías podrían mejorar el acceso y uso de la información contenida en los prospectos, adaptándola lo mejor posible a las necesidades de los profesionales sanitarios y pacientes. En la actualidad, el uso de los prospectos en formato papel de los medicamentos de ámbito hospitalario es cada vez más limitada, ya que los profesionales sanitarios suelen consultar con mayor frecuencia la información sobre los fármacos a través del Centro de Información Online de Medicamentos Autorizados (CIMA). Por ello, para esta iniciativa se utiliza el código Datamatrix que incluyen los medicamentos en su envase primario, para que a través de este sea posible acceder a la información actualizada del medicamento sin tener que acudir al prospecto en papel.

Desde una perspectiva europea, se trabaja para que la información esté disponible online en todos los idiomas oficiales de la Unión Europea, lo que facilitará la labor de usuarios extranjeros y podrá contribuir a reducir los problemas de suministro, ya que permitirá una circulación rápida de medicamentos entre países. Precisamente, la Agencia Europea de Medicamentos y los representantes de la industria farmacéutica están colaborando en el desarrollo de un lenguaje electrónico común que sea interoperable entre los sistemas de todos los países de la Unión.

Una vez cumplidos los dos años de la prueba piloto, se realizará una valoración a través de un cuestionario de satisfacción cumplimentado por los servicios de farmacia de los hospitales y en base a estos resultados podrán ampliarse la duración o el número de medicamentos involucrados en el proyecto.

Las conclusiones que arroje este programa en hospitales ayudarán a saber si la iniciativa puede en el futuro trasladarse a los medicamentos de farmacia comunitaria y en qué casos y con qué condiciones podría llevarse a cabo, garantizando que el paciente pueda acceder a toda la información que necesita para hacer el mejor uso posible del medicamento.


Otras noticias: