Aprobado en España Poteligeo, de Kyowa Kirin, para pacientes con micosis fungoide

06/7/2022
Enviar a un amigo
Imprimir en PDF
Aprobado en España Poteligeo, de Kyowa Kirin, para pacientes con micosis fungoide
Categorías:
Cáncer  

La Micosis Fungoide (MF) es uno de los subtipos más comunes de Linfoma Cutáneo de Células T (LCCT) . En su conjunto los LCCT se consideran enfermedades raras, y sus formas avanzadas se asocian a una pobre calidad de vida y elevada morbi-mortalidad.

Kyowa Kirin ha anunciado la inclusión de mogamulizumab en el Sistema Nacional de Salud de España, bajo el nombre comercial de Poteligeo, para el tratamiento de Micosis Fungoide (MF), uno de los subtipos más comunes de los linfomas cutáneos de células T (LCCT). Los LCCT son una forma rara, en ocasiones grave y potencialmente mortal de linfomas no Hodgkin. Se presentan principalmente en la piel, pero pueden afectar a la sangre, los ganglios linfáticos y las vísceras, de forma secundaria. Los LCCT pueden tener un profundo impacto en la calidad de vida relacionada con la salud y el bienestar psicológico de los pacientes. Las alteraciones en la piel y el picor provocan depresión, trastorno en el sueño y fatiga.

En palabras del Dr. Octavio Servitje, jefe de servicio en Dermatología Médicoquirurgica en el Hospital Universitari de Bellvitge (Barcelona): “resulta muy esperanzador que sigamos evolucionando en este campo gracias a la llegada de nuevas terapias para pacientes con Micosis Fungoide, la forma más común de LCCT. Se trata de una cuestión relevante ya que la calidad de vida de estas personas y de sus familias puede verse muy deteriorada, no sólo debido a las lesiones cutáneas, propias de la enfermedad, sino también a los efectos que puede llegar a tener sobre su salud mental”.

Los LCCT representan alrededor del 4% de todos los casos de linfomas no Hodgkin y hasta el 80% de todos los linfomas cutáneos primarios. Afectan a cerca de 240 personas por cada millón en Europa. La MF y el SS representan aproximadamente el 60% y el 5% de los LCCT, respectivamente.

En sus formas iniciales, La Micosis Fungoide suele manifestarse con lesiones cutáneas de carácter inespecífico, que pueden confundirse con otras enfermedades cutáneas comunes, como por ejemplo los eccemas o la psoriasis. Por ello, es fundamental realizar una evaluación detallada y un diagnóstico de correlación clínico-patológica”, explica el Dr. Servitje.

La Micosis Fungoide con frecuencia sigue un curso clínico indolente pero un porcentaje de pacientes evolucionan hacia formas agresivas con afectación extracutánea. Según señala el facultativo, “durante las primeras fases, la MF suele manifestarse en forma de parches y placas rojizas y descamativas que afectan de forma prioritaria las partes del cuerpo menos expuestas al sol. Algunos pacientes pueden evolucionar hacia la fase tumoral en donde aparecerán lesiones abultadas, induradas y con tendencia a la ulceración e infección secundaria”.

La supervivencia de esta enfermedad en estadios avanzados es de alrededor de 4,7 años. Cuando hay alta carga tumoral en sangre es de 4,68 años frente a 29,28 años, cuando no la hay.

Hasta ahora, en la MF, la mayoría de los tratamientos disponibles rara vez son capaces de inducir remisiones a largo plazo. Esta nueva alternativa terapéutica constituye el primer tratamiento biológico dirigido contra el receptor CCR4 con indicación para el tratamiento de la MF y SS, tras fallo de una terapia sistémica previa. Las Guías de Práctica Clínica resaltan la eficacia de esta terapia especialmente en pacientes con afectación sanguínea.

Otras noticias: