Estrés post-traumático tras la pandemia

imagen autor
Zara Casañ García. Psicóloga General Sanitaria Técnico en Farmacia y Parafarmacia. Directora en Ampersand Psicología & Salud.

Estrés post-traumático tras la pandemia

22/11/2021
573
Tras casi dos años desde que comenzó la pandemia del COVID-19, somos millones de personas en todo el mundo a la que esta crisis no nos ha dejado indiferente y muy posiblemente nos dejará una impronta que perdurará en nuestra generación y probablemente en las generaciones venideras.

La situación actual de pandemia por la que ha pasado una gran parte de la humanidad entre 2020 y 2021, con el consecuente “confinamiento”, las pérdidas de puestos de trabajo, el miedo a la incertidumbre del futuro venidero, etc. puede volverse una auténtica experiencia traumática, ya que en mayor o menor grado todos estamos sufriendo y no sabemos bien qué nos deparará las nuevas crisis económicas, sociales, políticas y de valores éticos y morales que están constituyendo las bases de nuevos escenarios humanos.

Esta pandemia nos ha dejado millones de personas que han fallecido como consecuencia de este virus, millones de personas que han tenido que afrontar un duelo de un familiar o persona cercana, personas que han pasado la enfermedad y que no sabemos cuándo dejarán de sufrir las secuelas de la misma, y obviamente el COVID-19 ha expuesto al personal sanitario  a asumir decisiones muy complejas y trabajar con una presión sin precedentes en nuestra historia moderna.

¿Qué es el TEPT?
El trastorno por estrés postraumático (TEPT) es un trastorno que algunas personas presentan después de haber vivido o presenciado un acontecimiento impactante, terrorífico o peligroso.  En el contexto actual de post pandemia, con un considerable malestar psicológico prolongado ante la incertidumbre de no saber cómo actuar muchas veces y de no saber cuándo acabará esta situación en la que nunca nos hemos visto envueltos, con toda probabilidad surgirá en la población general el TEPT, de hecho ya ha surgido, y desgraciadamente la cantidad de trastornos por ansiedad, depresión, trastorno obsesivo-compulsivo, especialmente por la higiene, el pánico, mayor consumo de alcohol, tabaco y otras drogas no legalizadas y diversas fobias como la agorafobia o el miedo al contagio, están haciendo mella en la población general, tanto en adultos como en el colectivo infanto-juvenil.

Predisposición genética y cultural
Ahora bien, no todas las personas que han sufrido un estrés importante es sus vidas desarrollan TEPT, si bien es cierto que hoy día no sabemos con exactitud por qué unas personas lo desarrollan y otras no, existen claramente predisposiciones genéticas y culturales implicadas. Además, el TEPT puede emerger poco tiempo después del hecho traumático o después de varios meses o años.

Los síntomas son variables entre unas personas y otras, pero para el diagnóstico de ETPT se han de tener en cuenta síntomas de reviviscencia, evasión, hipervigilancia y reactividad, así como síntomas cognitivos y del estado de ánimo, durante al menos un mes. Si la sintomatología durara menos de un mes, hablaríamos de trastorno por estrés agudo.

1. Estos síntomas pueden incluir pensamientos negativos sobre uno mismo y el mundo, percibiéndolo como un lugar tremendamente hostil; tener pesadillas, insomnio, así como arrebatos de ira o culpa en mayor o menor grado.

2. También puede asociarse a ciertos trastornos en la conducta alimentaria, así como a problemas de concentración y memoria. La mayoría de TEPT vienen acompañados de depresión y de algún trastorno de ansiedad.

La resiliencia
Los factores de resiliencia que pueden hacer frente a un posible desarrollo de TEPT futuro son la búsqueda de apoyo de otras personas, amigos, familiares y personas cercanas.  En este sentido, gracias a las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC,  podemos comunicarnos fácilmente, aunque no estemos en contacto físico con el resto de personas. Poder contar con grupos de apoyo después de esta “experiencia traumática” que estamos viviendo, es una labor que de alguna manera están haciendo las redes sociales, aunque también podemos caer en el aislamiento social, ya que el ser humano es un “zoon politikon” por naturaleza y necesitamos el contacto humano físico para nuestro bienestar físico y mental.

Igualmente es interesante generar estrategias para afrontar de alguna manera esta situación como por ejemplo relativizar lo que nos está sucediendo, pensar que queda ya menos para acabar esta reclusión, que la humanidad ha sucumbido a acontecimientos traumáticos de mayor calado, o que de toda esta situación de pandemia extraeremos un importante aprendizaje.

Todo el planeta está a la expectativa, al “qué pasará”
Después de toda esta “tragedia” mundial a todos los niveles, muchos de nosotros experimentaremos un trastorno de estrés agudo y algunos un TEPT. Lo primero que se debe hacer es un diagnóstico de TEPT realizado por un profesional.

Es paradójico que se hayan realizado estudios de TEPT en otros momentos históricos sobre todo en periodo de guerras, donde las personas habían sufrido ETPT por estar fuera de sus hogares, en las trincheras. Hoy la trinchera la tenemos dentro de casa, donde muchos de nosotros tenemos muchas comodidades que en otras épocas ni se imaginaban. Esto muy seguramente será un tema de debate para esta década que acaba de comenzar.

Como psicóloga y técnico en farmacia, para todas las vicisitudes que hemos comentado, efecto de la COVID-19, el tratamiento más habitual a nivel psicoterapéutico será la psicoeducación, la terapia de “diálogo” o la reestructuración cognitiva, que normalmente son eficaces para hacer frente al trastorno. No obstante, algunas personas necesitarán compatibilizarlo con psicofármacos (antidepresivos, ansiolíticos) durante un cierto periodo de tiempo para equilibrar su estado de ánimo.

Desde la oficina de farmacia, donde los profesionales estamos día a día en contacto con los pacientes, también es importante darse cuenta de la sintomatología depresiva de algunos de estos trastornos, y en algunos casos se puede aconsejar a los pacientes que visiten a su médico de atención primaria para que le ayude a diagnosticarle algún tipo de problemática y poder poner solución antes de que sea agrave más la dolencia. Es importante que los médicos de atención primaria, puedan remitir a los pacientes a las áreas de psiquiatría o psicología, aunque es bien cierto que actualmente hay bastante demanda de estos servicios en particular, tanto en la sanidad pública como en el ámbito privado. 

Cabe destacar que, los diagnósticos de ETPT los ha de realizar un profesional de la salud especializado, psiquiatra, psicólogo clínico o sanitario. Los recursos de la red o conocimiento popular nos pueden ayudar a conocer más sobre algún aspecto, pero en ningún momento sustituyen el conocimiento de un especialista.

Bibliografía
- Casañ García, Zara; “COVID-19, Una experiencia traumática” Artículo publicado en “Consejos de tu farmacéutico” Mayo 2020

- León Gross, Ebee;  “Consecuencias psicológicas de la pandemia. Vías de solución” LIBSA 2021

Articulos relacionados:

Logo
Marcin Kozarzewski. Director Médico. LEO Pharma Iberia.
Back to basics: innovación y tradición se dan la mano

¿Cuál es el peso actual de la innovación en el campo de la dermatología médica? ¿Qué técnicas de vanguardia nos permiten llevar más allá los conocimientos que tenemos hoy en día? ¿Cuáles son las tendencias tecnológicas en nuestro campo? Son muchos los interrogantes que se plantean a la hora de profundizar en materia de innovación tecnológica en el ámbito de la...

Dic. 2021
Logo
Ana Díaz-Roncero. Business Development. Persei vivarium.
¿Cómo mantener la adherencia terapéutica a través de los datos reportados por los pacientes?

Es un hecho, la adherencia terapéutica juega un papel fundamental en la salud y en el bienestar del paciente crónico. Dada la prevalencia de las enfermedades crónicas en los países desarrollados, como por ejemplo la diabetes o la hipertensión, el cumplimiento... De esta manera, que un paciente sea adherente a una terapia, dieta o ejercicio pautados por el médico se refleja en su salud y...

Dic. 2021