Alimentación sostenible

Formación online Formación online
Enviar a un amigo
Abril 2021
Alimentación sostenible

Mucho se habla de la Alimentación Sostenible, pero ¿se tiene claro realmente qué abarca esta? ¿se sabe como llevarla a cabo? Y uno de los aspectos que a veces se olvida, ¿se conoce la relación que tiene la higiene y calidad alimentaria con la misma?

Por Belén Rodríguez Lomas. Docente en INESEM Business School. Graduada en Nutrición Humana y Dietética, experta en obesidad y Técnico Superior de Laboratorio de Análisis y Control de Calidad.

Mucho se habla de la Alimentación Sostenible, pero ¿se tiene claro realmente qué abarca esta? ¿se sabe como llevarla a cabo? Y uno de los aspectos que a veces se olvida, ¿se conoce la relación que tiene la higiene y calidad alimentaria con la misma?

Bien, en primer lugar, vamos a definirla. Según la FAO, las dietas sostenibles son aquellas que generan "un impacto ambiental reducido y que contribuyen a la seguridad alimentaria y nutricional y a que las generaciones actuales y futuras lleven una vida saludable. Además, protegen y respetan la biodiversidad y los ecosistemas, son culturalmente aceptables, accesibles, económicamente justas y asequibles y nutricionalmente adecuadas, inocuas y saludables, y optimizan los recursos naturales y humanos".

Por lo tanto, podemos decir que la alimentación sostenible tiene como principal objetivo hacer frente a toda preocupación medioambiental y de salud asociada a la producción y consumo de alimentos. Promueve la salud de los consumidores y la producción responsable para generar el mínimo impacto ambiental posible.

¿Cómo se puede llevar a cabo una alimentación sostenible?
La OCU propone 10 consejos:

- Reducir consumo de alimentos de origen animal. Dicho consumo está muy por encima del recomendado. Por poner un ejemplo, la producción ganadera, es una de las principales emisoras de gases de efecto invernadero, con lo que una disminución en el consumo de carne a nivel mundial, por ejemplo, es clave para luchar contra el cambio climático. Además, decantarse por una alimentación donde primen las verduras, hortalizas, legumbres y frutas, hará de nuestra dieta una más saludable.

- Evitar desperdicio de alimentos. Actualmente se desperdician grandes cantidades de alimentos al año siendo un problema no solo por la comida, sino porque ese alimento ya dejó una huella ambiental en su producción, con todos los recursos que se necesitan para ello. Pensemos dos veces antes de tirar un alimento.

- Consumir carne de mejor calidad. En caso de consumirla, optar por ganadería extensiva. Estos animales tienen un impacto social de fijación de población rural, limpian el campo y presentan una baja huella de carbono en comparación con la cría intensiva.

- Consumir productos locales. De este modo se reduce el impacto ambiental e incentiva la economía local.

- Consumir productos de temporada. Esto ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y favorece la sostenibilidad de la tierra. Además, serán más frescos, de mejor calidad y a mejor precio.

- Elegir productos producidos de forma agroecológica. Menor uso de pesticidas, cultivo más racional y adecuado manejo del suelo.

- Evitar alimentos transportados en avión. Este es el transporte que más huella de carbono produce.

- Elegir productos a granel. Se reduce así el impacto del envasado.

- Apostar por el comercio justo. Busca una mayor equidad en el comercio internacional prestando especial atención a criterios sociales y medioambientales

- Comprar menos productos procesados. Priorizar productos frescos, tanto por el impacto que tienen los procesados como por la salud de los consumidores.

No obstante, junto con todos esos consejos propuestos, desde aquí queremos resaltar la importancia de velar por la CALIDAD e INOCUIDAD de los alimentos como un punto imprescindible para llevar una alimentación sostenible, anteponiendo el bienestar humano, animal y medioambiental, a los intereses económicos.

Pero ¿por qué es tan importante?
La higiene alimentaria implica la salubridad de los alimentos. Debe estar presente en todas las etapas por las que pasan estos (producción, almacenamiento, transformación, transporte, conservación y cocinado). Una buena higiene alimentaria ayuda a obtener un alimento inocuo, es decir, que esté libre de sustancias químicas, físicas y microbiológicas que sean dañinas para la salud. Por lo tanto, el control de calidad alimentaria está enfocado a asegurar la calidad del producto antes de que esté terminado, de forma que sea seguro para el consumo. Podemos decir que la higiene y calidad del alimento comienza desde el inicio de su producción, siendo de vital importancia mantenerlas a lo largo de la cadena para conseguir una alimentación sostenible.

Evitar enfermedades de transmisión y crisis alimentarias, como ha habido en años recientes, con todo el impacto que esto conlleva, es crucial. 

Las consecuencias de las crisis alimentarias pueden ser devastadoras, ya que aumentan la desconfianza e inseguridad del consumidor, así como modifican hábitos en el consumo, por no hablar de las graves consecuencias que puede tener para la salud de los consumidores.

Uno de los reflejos inmediatos se produce en el sector agroalimentario influyendo en su evolución. Por la desconfianza que se crea se verá afectada la relación oferta-demanda, regulando el funcionamiento del mercado. Por ejemplo, si se crea alerta por un tipo de carne, como pasó con la Carne Mechada, la tendencia será hacia la reducción del consumo de este tipo de alimento.

Las empresas del sector, para hacer frente a toda esta problemática tendrán que mejorar los procesos de producción y distribución de alimentos e implementar sistemas de gestión que garanticen la seguridad y calidad de estos.

Detrás de cada brote de enfermedad de origen alimentario suele haber un fallo en los mecanismos de higiene. Por suerte, hoy en día contamos con los medios suficientes para poder solucionar, incluso evitar, cualquiera de estas situaciones.

Por lo tanto, tras conocer todo lo que hemos comentado a lo largo del artículo ¿no creéis que merece la pena tomar consciencia de lo que comemos? Entre todos, con pequeños gestos, podemos conseguir grandes mejoras.


Más sobre INESEM BUSINESS SCHOOL


INESEM Business School, Escuela de Negocios Online, trabaja para fomentar y contribuir al desarrollo...

Saber más

Especialistas en:

Formación
inesem
INESEM BUSINESS SCHOOL

INESEM Business School, Escuela de Negocios Online, trabaja para fomentar y contribuir al desarrollo profesional y personal de sus alumnos. Promovemos una enseñanza multidisciplinar e integrada, mediante la aplicación de metodologías innovadoras de aprendizaje para una aplicación práctica orientada al mundo laboral. Desde INESEM Business School, queremos ser tu Escuela de Negocios Online, en la que desarrollarás y mejorarás tu carrera profesional. Porque sabemos que la clave del éxito en el mercado laboral es la “Formación Práctica” que permita superar los retos que deben de afrontar los profesionales del futuro. Como Escuela de Negocios Online, formamos profesionales capacitados para los trabajos más demandados en el mercado laboral; profesionales innovadores, emprendedores, analíticos, con habilidades directivas, capaces de añadir valor a las empresas en las que estén trabajando y a la sociedad. Y todo esto podemos llevarlo a cabo gracias a nuestros objetivos y valores como Escuela de Negocios online. Cubrimos la necesidad de formación especializada, de calidad y sin barreras físicas, permitiendo compatibilizar el desarrollo profesional con la vida personal.

Especialistas en: