1 de cada 5 entrevistados continuará usando la mascarilla a pesar de no ser obligatoria

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
23 Jun. 2021
1 de cada 5 entrevistados continuará usando la mascarilla a pesar de no ser obligatoria

El próximo sábado se modificará una de las medidas sanitarias de la Covid-19 que más polémica generó desde un inicio y que, a su vez, más incomodó a muchos: el uso obligatorio de mascarillas en exteriores. Aunque todavía no se conocen los detalles concretos, a partir del próximo sábado día 26 de junio, los españoles podrán pasear por las calles, playas y montes sin tener que hacer uso de un complemento que ya formaba parte de la rutina de todos.

Conscientes de la controversia generada alrededor de la decisión del ejecutivo central, Ipsos ha realizado una consulta entre los españoles a través de su comunidad What&Why, con el fin de analizar su opinión sobre el cambio en las medidas sanitarias que vivirán a partir de este fin de semana.

Sobre la decisión de que las mascarillas dejen de ser obligatorias en espacios abiertos, el 26% de los entrevistados afirman no estar de acuerdo con esta nueva medida. Una medida que para el 38% se trata de algo precipitado. Un porcentaje que también corresponde a aquellos que piensan que esta decisión debería haber llegado una vez se alcanzara la inmunidad de grupo. Además, un 23% de los afirma que aún no se siente ni cómodo, ni seguro no llevando mascarilla.

Sin embargo, el porcentaje de ciudadanos entrevistados que sí está de acuerdo con la medida que se implementará a partir de este sábado es mayor que el de aquellos que no. Ya que el 72% afirma estar a favor de este cambio, aunque aún así, un 19% asegura que seguirá usando la mascarilla hasta alcanzar la inmunidad de grupo.

Sobre cuándo usarla, 2 de cada 5 declara que se la pondrá dependiendo de la afluencia del espacio donde se encuentre y un 28% afirma que siempre llevará una mascarilla consigo por si en algún momento necesita hacer uso de ella.

A partir del sábado viviremos un nuevo cambio de reglas en lo que respecta a la gestión de la pandemia, el uso de la mascarilla ha calado profundamente en la sociedad, y pese a que muchos quieran quitársela cuanto antes, también muchos tienen decidido continuar usándola o al menos en determinadas ocasiones, incluso terminada la pandemia. Quitarse la mascarilla genera a partes iguales esperanza y recelo sobre el final y el control de la crisis”, comenta Vicente Castellanos, Director de Opinión Pública y Estudios Políticos de Ipsos en España.

En esta misma consulta, Ipsos ha querido conocer la posición sobre la posibilidad de que los vacunados con pauta completa pudieran dejar de usar mascarilla en cualquier ámbito. Ante dicha cuestión, únicamente un 14% estaría de acuerdo en que los vacunados dejaran de usar la mascarilla tanto en espacios abiertos como cerrados, mientras que un 25% estaría de acuerdo si sólo es así en el exterior. Aunque  un 34% se inclina porque las normas deben ser iguales para todos y que no por haber recibido la vacuna se debería dejar de usar la mascarilla. Y es que, a este respecto, un 27% también considera que los vacunados deben usarla igualmente ya que aún existe probabilidad de contagio.

Si bien, para muchos el cambio de normativa que se vivirá el día 26 no supondrá un cambio de hábitos, el estudio también plantea que si una vez superada la pandemia consideran que el uso de la mascarilla debería ser obligatorio cuando se tengan síntomas de gripe o resfriado, algo con lo que un 40% de los entrevistados estaría de acuerdo. Mientras, que casi la mitad de los encuestados (49%) afirma que estaría de acuerdo en que se llevara pero no con carácter obligatorio, sino como recomendación. Por su parte, un 11% no apoyaría esta medida. 


http://www.ipsos.com/en

Antiinfecciosos