Descubre los beneficios de la hidroterapia, el tratamiento con agua que tiene numerosos efectos positivos para la salud

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
28 Jul. 2021
Descubre los beneficios de la hidroterapia, el tratamiento con agua que tiene numerosos efectos positivos para la salud

Desde que Sebastian Kneipp desarrolló más de cien técnicas de chorros de agua en el siglo XIX, la hidroterapia ha ido ganando adeptos y demostrando su eficacia en numerosos ámbitos de la salud.

La hidroterapia tiene numerosos beneficios para la salud, que, según la temperatura del agua, irán cambiando:

-    Si nos centramos en la aplicación de agua fría, ésta promueve la activación del sistema circulatorio y el ritmo cardíaco. El agua fría también provoca un efecto antiinflamatorio y actúa como benefactora del sistema respiratorio al aumentar el trabajo de respiración gracias a la inmersión.

-    Por su parte, el agua templada tiene una función más relajante. Además, la combinación de compresión y presión del agua ayuda a mejorar las varices, estimular el sistema nervioso y fortalecer la musculatura, lo que supone una herramienta fundamental para el trabajo de recuperación de lesiones, ya que se pueden realizar diferentes ejercicios reduciendo el impacto. Asimismo, el agua templada tiene un efecto muy positivo en el estrés, ya que ayuda a relajar el sistema nervioso y la musculatura que está tensionada después de un largo día de trabajo o un día difícil. Para complementar los efectos del agua templada, desde Kneipp aconsejan darse una ducha con el Gel de Ducha Enjoy Life, cuya fragancia fresca con aceites esenciales de Litsea Cubeba y limón es conocida por su efecto activador de buen humor, según un Estudio elaborado por el Instituto de Psicología Fisiológica de Alemania, perfecto para acabar bien el día.

Desde Kneipp también explican dos técnicas diferentes para poder experimentar tratamientos de hidroterapia en casa:

Spa casero para reducir el estrés

Cabe destacar que es posible aprovechar los beneficios de la hidroterapia en casa siguiendo unas sencillas rutinas. Para relajar el cuerpo, es una buena opción realizar una sesión de spa casero con una inmersión en agua. Comienza bañándote en agua fresca (entre 25º y 30º) durante dos o tres minutos. A continuación, un baño en agua caliente (37º a 38º) de unos veinte minutos para conseguir la estimulación perfecta. También puedes sumergirte en agua templada para relajar la musculatura.

Afusión facial para refrescar y reafirmar la piel

Por otro lado, puedes incluir la hidroterapia como una rutina de belleza con la afusión facial, que es un tratamiento refrescante y reafirmante para la piel que se puede utilizar varias veces al día. La afusión facial funciona de la siguiente manera: colócate delante del grifo y ponte una toalla alrededor del cuello e inclínate un poco hacia delante.

No abras el agua al máximo: elige una presión suave. Primero aplica el chorro de agua fría en la sien derecha. A continuación, guíalo por la frente hasta la sien izquierda y luego vuelve al lado derecho de la cara. Comienza subiendo y bajando verticalmente tres veces. A continuación, trata el lado izquierdo de la cara de la misma manera. Inspira y espira lentamente por la boca durante la aplicación. Para ello, puedes interrumpir brevemente la afusión. Terminar la aplicación con tres movimientos circulares sobre todo el rostro. No te seques. En su lugar, quita suavemente el agua con la mano. Esto permite que el cuerpo reaccione de la mejor manera posible a la afusión.

Esta técnica favorece la circulación sanguínea, alivia los dolores de cabeza y la fatiga, ayuda a la vista cansada después de una larga lectura o de un trabajo concentrado, reafirma y refresca la piel y mejora la tez y el color del rostro si se aplica dos veces al día durante un periodo de cuatro semanas.


http://www.es.hartmann.info

Dermatología