Llega a España Todacitan, un tratamiento farmacológico para dejar de fumar

18/11/2021
Enviar a un amigo
Imprimir en PDF
Llega a España Todacitan, un tratamiento farmacológico para dejar de fumar
Categorias:
Productos  

Se trata de un medicamento cuyo principio activo es citisina, un alcaloide vegetal.

El fármaco, que está comercializado por Aflofarm, está presente desde hace años en diferentes países de Europa, y cuenta con estudios publicados en revistas científicas como New England Journal of Medicine o Journal of the American Medical Association, cuyos resultados avalan su eficacia.

Desde hoy los fumadores españoles cuentan con un nuevo fármaco para la cesación tabáquica. Se trata de Todacitan, un medicamento cuyo principio activo es citisina y que viene demostrando su eficacia desde 2013, año en el que se inició su comercialización en Europa. Este tratamiento farmacológico, que ha sido presentado hoy en Madrid, llega a España con el objetivo de aportar una nueva alternativa terapéutica para la deshabituación tabáquica en nuestro país.

Una de sus principales novedades consiste en la corta duración del tratamiento, que en este caso es de 25 días frente a los 3-6 meses que requieren otras terapias con la misma indicación. Además, el producto no contiene nicotina, a diferencia de otros tratamientos empleados para dejar de fumar.

Citisina es un tratamiento que ha demostrado sobradamente su eficacia y su seguridad de uso en diversos estudios publicados en las principales revistas científicas. Es una magnifica noticia que ahora este disponible en nuestro país para poder ser utilizada por los fumadores que quieran dejar de fumar”, explica el Dr. Carlos Andrés Jiménez Ruiz, jefe de la Unidad Especializada en Tabaquismo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Este medicamento se comercializa en comprimidos y bajo prescripción médica. Comienza con dosis de 6 comprimidos diarios durante los primeros tres días, para disminuir de forma gradual hasta 1 o 2 comprimidos diarios en los últimos cinco días. Una caja es suficiente para completar el tratamiento.

Origen natural
El principio activo de este fármaco es citisina, un alcaloide vegetal que se extrae de las semillas de los árboles del género Cytisus laburnum. Fue descubierta en 1818 y sintetizada por primera vez en 1864. Un siglo después se comenzó a evaluar sus propiedades y a estudiar su utilización en terapias de cesación tabáquica. Actualmente, lleva años utilizándose con esa finalidad en varios países europeos.

Citisina es un agonista parcial de los receptores nicotínicos. Por ello, es capaz de estimularlos y como consecuencia de esto reduce los síntomas del síndrome de abstinencia; pero también es capaz de bloquearlos y en consecuencia evita que, en caso de recaídas, el sujeto sienta satisfacción por el consumo del tabaco. Esta doble acción facilita que el sujeto deje de fumar.

Eficacia probada
Diversos estudios publicados en prestigiosas revistas científicas como New England Journal of Medicine o Journal of the American Medical Association avalan la eficacia de este principio activo.

En un estudio publicado en 2011, el tratamiento con citisina durante 25 días demostró tasas de abstinencia a un año superiores a placebo (8,4% versus 2,4%). Asimismo, la abstinencia sostenida a los 6 meses es del 10% de los pacientes tratados con citisina versus 3,5% en el caso del placebo. Las cifras de RR para abstinencia continua a los 6 y 12 meses fueron de 2.9 y 3.4 respectivamente.

En 2014, se publicó un estudio comparativo entre citisina y las terapias sustitutivas con nicotina (TSN) (2) en el que los pacientes que recibieron terapia con citisina durante 25 días presentaron tasas de abstinencia al mes del 40 % vs 31% tras 8 semanas con TSN y a los 6 meses del 22% con citisina vs 15% con TSN. Además, el tiempo de recaída fue más largo con citisina que con TSN. Las cifras de RR para abstinencia continua a las 8 semanas y a los 6 meses fueron de 1.4 en ambos casos.

En un estudio publicado recientemente en el Journal of the American Medical Association, en comparación con el tratamiento con vareniclina, se observaron tasas de abstinencia tras 25 días con citisina del 11,7% vs 13,3% tras 12 semanas con vareniclina. En un análisis post hoc realizado al mes de iniciar el tratamiento, las tasas de abstinencia fueron mayores con citisina que con vareniclina (42% vs 32%). En este estudio, los pacientes con citisina demostraron menos efectos adversos que con vareniclina.




Noticias relacionadas: