Entrevista con Juan Fran Cuello de Oro, Director de la Unidad de Negocio de Biodermatología de LEO Pharma

Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Mayo 2021
Entrevista con Juan Fran Cuello de Oro, Director de la Unidad de Negocio de Biodermatología de LEO Pharma
Por
Redacción.

Una de las prioridades históricas de LEO Pharma como compañía ha sido ser conscientes en todo momento de que detrás de cada enfermedad de la piel, hay una historia personal y, por extensión, un paciente y una familia que vive y sufre la enfermedad.

“Somos el único laboratorio en dermatología que cubre todo el espectro de gravedad en dermatitis atópica y psoriasis”

Como director de la Unidad de Negocio de Biodermatología, ¿cuáles son los objetivos/hitos que se marca para su unidad para 2021?
Después de un año, digamos que muy distinto a como lo hubiésemos podido imaginar, donde la resiliencia ha marcado nuestra forma de trabajar y de relacionarnos con nuestro entorno, tanto profesional como personal, empezamos con fuerza e ilusión el 2021, un año marcado por unos retadores objetivos que nos permitirán alcanzar la estrategia LEO Pharma 2030 y consolidarnos como laboratorio líder en dermatología médica. La unidad de Biodermatología, a la que me he unido recientemente tiene un importante y relevante papel, para alcanzar con éxito ese posicionamiento dentro de la estrategia 2030.

2021 va a ser un año clave para todos nosotros, donde hemos de ser capaces de construir unos sólidos cimientos para sustentar futuros lanzamiento claves para LEO en España y Portugal. Todo ello sin olvidar la consolidación de nuestra actual cartera de productos, con especial foco en el medicamento biológico, para el tratamiento de la psoriasis.

Pero soy de los que creen que todo ello no es posible sin focalizar los esfuerzos en potenciar el desarrollo de las personas, aumentando la competitividad y la flexibilidad, especialmente en momentos como los que estamos viviendo. El negocio de Biodermatología crecerá, solo si soy capaz de hacer crecer a mi equipo y juntos construir ese nuevo futuro, donde sólo podremos asegurar un impacto cualitativo de primer nivel a través de la excelencia y la innovación, y por supuesto una ejecución eficaz.

Por último, pero no menos importante también hemos de potenciar la colaboración con stakeholders sectoriales. Queremos ser contribuir en la mejora del ecosistema de la salud siendo un partner de referencia para todos aquellos stake holders que pueden mejorar la vida de los pacientes con enfermedades de la piel. Unos objetivos que, en gran medida, se conseguirán a través de una optimización digital de la compañía y todos sus vínculos colaborativos. Más allá de estas grandes líneas de trabajo, y en común con el resto de las unidades de negocio de LEO Pharma Iberia, el propósito para este 2021 también pasa por actuar con un espíritu de empresa común y único. Y es que, sólo compartiendo el mismo objetivo para todos los departamentos, traduciéndolo en un solo reto, podremos alcanzar las cotas marcadas para el futuro de nuestra compañía y así alcanzar la estrategia 2030.

¿Cuáles son las bases sobre las que LEO Pharma asienta su liderazgo en dermatología médica y qué significa esto para la unidad de Biodermatología?
Una de las prioridades históricas de LEO Pharma como compañía ha sido ser conscientes en todo momento de que detrás de cada enfermedad de la piel, hay una historia personal y, por extensión, un paciente y una familia que vive y sufre la enfermedad. Nuestra posición de liderazgo en el campo de la dermatología médica se sustenta sobre hecho concretos. Es por ello que, la vinculación y el compromiso de LEO Pharma con nuestros pacientes y la salud de su piel ha construido sus cimientos a partir del desarrollo, la producción y la comercialización de productos farmacéuticos en más de 130 países en todo el mundo durante más de 100 años. Este compromiso, amplio tanto en el espacio como en el tiempo, nos ha permitido profundizar sobre las diferentes patologías de la piel y, desde nuestro expertise, desarrollar modelos dermatológicos únicos que nos sitúan a la vanguardia en el campo de la dermatología médica. Actualmente nuestro portafolio de productos cuenta con un amplio abanico de soluciones para el cuidado de la piel. Y lo decimos orgullosos porque somos el único laboratorio dermatológico capaz de aportar soluciones para todo el espectro de gravedad de una enfermedad como la psoriasis, lo que nos permite ofrecer terapias tópicas y biológicas para cada paciente.

De cara al futuro inmediato, ¿qué podemos esperar de LEO Pharma a nivel de I+D y nuevos fármacos en el ámbito de la Biodermatología?
Como compañía, a lo largo de toda su trayectoria, LEO Pharma ha centrado gran parte de nuestros esfuerzos en el desarrollo, fabricación y comercialización de productos farmacéuticos dirigidos a las personas que sufren enfermedades de la piel tales como la psoriasis, el eccema, la rosácea, el acné, las infecciones bacterianas y fúngicas cutáneas, la trombosis venosa profunda (especialmente aquellas asociadas al cáncer) y también enfermedades raras, como el Síndrome de Gorlin. En este sentido, nuestra perspectiva de futuro responde a esta trayectoria. En LEO Pharma la inversión en investigación y desarrollo ha sido desde siempre nuestra seña de identidad.

Como parte de nuestra Estrategia 2030, nos hemos marcado el objetivo de ayudar a 125 millones de personas en todo el mundo. Una cifra que sólo alcanzaremos desde la innovación. Hoy por hoy, la Compañía dedica el 23% del total de nuestra facturación a la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos que sirvan para mejorar la calidad de vida de los pacientes con problemas dermatológicos. Para ello, actualmente contamos con más de 750 científicos que se encuentran trabajando en la investigación y el desarrollo de nuevas moléculas y medicamentos centrados en mejorar o curar las enfermedades de la piel, trastornos inflamatorios y enfermedades críticas.

En un mundo cada vez más interconectado, nuestro compromiso con la dermatología y los pacientes va más allá de nuestro propio trabajo. Es por ello por lo que creemos firmemente en la colaboración entre organismos, entidades y asociaciones. Actualmente contamos con 500 centros de investigación y partners situados a lo largo de todo el planeta. Y, por supuesto, contamos con algunos de ellos en España, donde LEO Pharma celebró su 25 aniversario el pasado año. Esta estructura reticular de colaboraciones nos permite generar proyectos de I+D multidisciplinares. Un ejemplo de ello es la unidad de innovación en I+D creada en el 2016, LEO Science & Tech Hub.  Una unidad que ha permitido crear deferentes alianzas y redes de trabajo con biotechs de relevancia, pero también con diversos centros universitarios y el talento joven e investigador que albergan. Por supuesto, también tengo que destacar otro proyecto como el LEO Pharma Open Innovation, que permite a investigadores de cualquier rincón del planeta desarrollar sus investigaciones y ensayos sin renunciar en ningún momento a su propiedad intelectual. Las cifras hablan por sí solas del éxito de plataformas de este tipo. LEO Pharma Open Innovation ha testado más de 1.000 moléculas para investigadores de 26 países, de los que un 10% han obtenido resultados interesantes. Por último, también me gustaría destacar una última cifra: los más de 100 ensayos clínicos que LEO Pharma ha puesto en marcha a lo largo de esta última década y que demuestran, con hechos, el camino a seguir tanto a corto como a medio plazo.

¿En qué fase se encuentra el nuevo fármaco en el que LEO está trabajando para la Dermatitis Atópica (DA)?
Está actualmente en fase de investigación, y se trata de un anticuerpo monoclonal que neutraliza específicamente la citocina interleucina-13 (IL-13), un promotor clave de la inflamación crónica subyacente en la dermatitis atópica en adultos. Actualmente este medicamento se encuentra bajo evaluación por parte de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos y por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).  Dado que la dermatitis atópica es una enfermedad crónica que puede afectar a las personas durante toda su vida, es fundamental ayudar a los profesionales sanitarios y a los pacientes con nuevas opciones terapéutica. Creemos que se trata de una necesidad terapéutica no cubierta y los dermatólogos sugieren que los nuevos fármacos biológicos pueden ofrecer un tratamiento eficaz para los pacientes con dermatitis atópica, y en este sentido LEO puede dar respuesta a esta necesidad

¿Puede hablarnos del ensayo clínico COBRA?
A finales de enero de este año, pusimos en marcha COBRA, el primer ensayo clínico para evaluar los resultados de brodalumab. COBRA (del nombre en inglés ‘COmparing BRodalumab And guselkumab in ustekinumab inadequate responders’) es un estudio aleatorizado, de doble ciego, con grupo paralelo y multinacional. El criterio de valoración principal ha sido la proporción de pacientes que alcanzan PASI 100 (es decir, un aclaramiento de la piel del 100%) a la semana 16 de tratamiento. El estudio también incluye unos criterios secundarios clave y de exploración, entre ellos el tiempo hasta lograr una respuesta PASI 100 durante el tratamiento dentro de un tiempo máximo de 28 semanas. La puntuación PASI es usada en los ensayos clínicos para tratamientos de psoriasis para medir los cambios en la gravedad de la enfermedad. Los primeros pacientes ya han sido examinados y el objetivo es determinar qué tratamiento biológico de segunda generación es más eficaz

Con COBRA, esperamos aprender cómo un tratamiento que se dirige a la vía de la IL-23, puede ofrecer beneficios a los pacientes que ya no responden a terapias menos dirigidas.

¿Cómo ha influido la Covid-19 al desarrollo de los planes de su unidad de negocio?
Nuestra estrecha vinculación con la sociedad nos ha hecho vivir este último año con una gran preocupación. La situación parece mejorar, aunque más lentamente de lo que nos gustaría y la ciencia y la investigación ha conseguido derribar las barreras escépticas que por momentos ocuparon espacios mediáticos. Somos conscientes de que la realidad ha influido, e influye, en unas necesidades marcadas por la urgencia y la excepcionalidad del momento. En este sentido, desde todas las unidades de negocio de LEO Pharma nos hemos volcado para poder ofrecer nuestro servicio y toda nuestra información disponible para seguir ayudando a la sociedad en estos duros momentos que todos estamos viviendo. Con un compromiso firme con la investigación, el desarrollo de tratamientos y la búsqueda de soluciones para la mejora continua de los pacientes con patologías de la piel, la hoja de ruta de LEO Pharma pasa por seguir mostrando nuestro respaldo a las comunidades científicas e investigaciones independientes a largo plazo, sobre todo en el campo de la dermatología médica. De cara al futuro, nuestro objetivo seguirá siendo el mismo: estar al servicio de la salud y procurar el bienestar de nuestros pacientes.

¿Qué diferencia a LEO Pharma de otras compañías?
Por nuestra trayectoria desde nuestros inicios, destacaría que LEO Pharma cuenta con un elemento diferencial que nos hace únicos dentro del ecosistema de la dermatología médica. Como mencionaba anteriormente, somos el único laboratorio en dermatología que cubre todo el espectro de gravedad de dos patologías como la dermatitis atópica y la psoriasis. Esta dimensión 360º nos permite ser el único laboratorio del sector dermatológico capaz de abordar desde enfermedades de alta prevalencia a enfermedades raras, de leves a severas, desde medicamentos a aplicaciones pasando por otros tipos de innovación y soluciones...

También me gustaría destacar, en línea con la importancia de la innovación, la decida apuesta de la compañía por la tecnología en dermatología como uno de sus grandes focos de diferenciación. Una apuesta que se ejemplifica en el LEO Innovation Lab, donde se desarrollan proyectos destinados a empoderar al paciente y dar mejores recursos al profesional sanitario. En un momento en el que el sector de la sanidad vive inmerso en una auténtica revolución digital con la inclusión de la tecnología en todos sus procesos, en LEO Pharma contamos con este laboratorio de innovación digital enfocado en conseguir la aplicación de la mejor tecnología para empoderar al paciente y dar al profesional sanitario acceso a más y mejores fuentes de información para ayudarles a diagnosticar mejor.

¿Qué características de los colaboradores de su equipo considera claves para alcanzar los objetivos en su unidad de biodermatología?
Tengo muy claro que, para alcanzar nuestras metas, además de la decidida apuesta por la captación y desarrollo de talento de LEO Pharma como compañía, es fundamental favorecer climas y metodologías de trabajo que potencien la creación de espacios en los que un profesional pueda desarrollar la mejor versión de sí mismo. En LEO estamos convencidos de que el capital humano es una de nuestras ventajas competitivas. La trayectoria de más de un siglo que atesora LEO Pharma ha sido posible gracias a la mentalidad de equipo de la que todos los empleados LEO hacen gala. Más allá de esta cuestión, capital sin duda, otra de las características que me gustaría destacar de nuestra unidad es su perfil de compromiso. Un compromiso con nuestros pacientes, con la investigación, con la innovación, con la dermatología y, por supuesto, con la Compañía. Y es que para lograr los objetivos que nos hemos marcado en nuestro nuevo Plan Estratégico 2030 que nos permitirá posicionarnos como líder global en dermatología médica y enfermedades raras de la piel, necesitamos del compromiso, la ilusión de todos y cada uno de los miembros de mi equipo, sólo trabajando como un único equipo lo conseguiremos.