Boiron destina 3.600 euros al Hospital Gregorio Marañón gracias a la campaña ‘Portátiles que curan’

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
07 Feb. 2019
Boiron destina 3.600 euros al Hospital Gregorio Marañón gracias a la campaña ‘Portátiles que curan’

La compañía farmacéutica ha llevado a cabo una iniciativa interna entre sus empleados que ha recaudado fondos para financiar mejoras en la planta de psiquiatría para niños y adolescentes del centro sanitario madrileño.

La iniciativa ‘Portátiles que curan’ es una acción que persigue dar una nueva vida útil a los ordenadores que el laboratorio iba a renovar, fomentando la solidaridad y el reciclaje entre los trabajadores de Boiron.

Los empleados de la compañía farmacéutica Boiron han promovido la campaña ‘Portátiles que curan’, una iniciativa que pretende fomentar la solidaridad y el reciclaje y que ha permitido recaudar algo más de 3.600 euros para el proyecto que la fundación CurArte está llevando a cabo en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Gracias a esta campaña, los empleados de Boiron han organizado un mercadillo solidario para comprar y dar una nueva vida útil a los ordenadores que la compañía iba a renovar debido a su antigüedad. El dinero recaudado se destinará a mejorar la planta de psiquiatría infanto-juvenil del hospital madrileño.

El proyecto de CurArte persigue acondicionar la planta de la unidad de psiquiatría para niños y adolescentes del Hospital Gregorio Marañón, un área donde están ingresados pacientes de entre 12 y 17 años, con patologías psiquiátricas graves, que no pueden ser tratados en casa. Con este proyecto, los niños y adolescentes podrán convivir en un entorno más amigable y adecuado para ellos, donde puedan desarrollar su día a día sin tener la sensación de que están en un hospital.

Boiron logró que fuesen comprados, íntegramente, los 80 ordenadores que se vendían, promoviendo el reciclaje y la sostenibilidad entre sus empleados. Asimismo, en total, los trabajadores de Boiron reunieron hasta 3.654 euros para la fundación CurArte. Esta iniciativa ha resultado todo un éxito y así lo corrobora Arrate Jimeno, directora del Área de Desarrollo de Personas en Boiron, que cuenta que, “además de contribuir a un fin solidario, con esta campaña también queríamos fomentar el reciclaje, dando una segunda vida a nuestros equipos informáticos, y potenciar la comunicación interna”.

Anteriormente, en 2014, Boiron ya había colaborado con la fundación CurArte a través de la venta interna de 50 portátiles con el fin de mejorar las condiciones de vida de los niños en hospitales. Es más, su primera contribución fue en el año 2012, cuando la compañía participó en el proyecto Pintar un mar de ilusiones. Esta iniciativa estaba dirigida también a mejorar la calidad de vida de los niños en hospitales, en concreto, para acondicionar la planta de Pediatría del Hospital General Santa Lucía de Cartagena.  


http://www.boiron.es

Empresas  




Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login