Solo una de cada diez startups del sector salud tiene ingresos constantes

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
05 Jul. 2019
Solo una de cada diez startups del sector salud tiene ingresos constantes

El principal reto para los emprendedores del sector salud es la financiación de sus proyectos y le siguen la internacionalización de sus empresas, la búsqueda de partners o el aumento de las ventas, según el estudio.

Madrid, Cataluña y Andalucía son las tres comunidades autónomas con mayor número de emprendedores de impacto social en salud y en cuestión de género, el 63% de los emprendedores son hombres, frente al 37% de mujeres.

En las 3 primeras ediciones de Emprende inHealth 129 voluntarios han ofrecido 624 horas de apoyo a 18 empresas que han aumentado sus plantillas en un 60% y han beneficiado a 15.000 personas.

Las empresas que trabajan en el ámbito del emprendimiento social en el sector de la salud en España tienen dificultades para obtener ingresos de forma constante, en concreto, solo una de cada diez factura de manera estable, según se desprende de la Radiografía de las Startups de Impacto Social en Salud, presentada en la Escuela de Verano de la Universidad Menéndez Pelayo, de Santander, en el marco del Seminario 'La Empresa Social y los Objetivos de Desarrollo Sostenible'.

El objetivo de este informe es conocer el ecosistema de este tipo de emprendimiento y los retos a los que se enfrenta y se basa en el perfil de más de 200 proyectos inscritos en las tres primeras ediciones del Programa Emprende inHealth, para el apoyo del emprendimiento social en el ámbito de la salud, promovido de manera conjunta Lilly y UnLtd Spain.

En la presentación, Teresa Millán, directora de Asuntos Corporativos y RSE de Lilly, ha afirmado que el hecho de que sólo una de cada diez startups de impacto social del sector salud (1,1 de cada diez exactamente) facture de forma constante “es un indicador de las barreras de acceso al mercado que tienen estas empresas y de la dificultad de emprender en este sector”. A este hecho hay que añadir que, el 24% de las startups aunque ya dispone de ingresos, éstos son solo puntuales, y que el 65% ni si quiera factura.

Por otro lado, pese a que el 50% de las startups ya han recibido algún tipo de financiación antes de su participación en Emprende inHealth, los emprendedores apuntan que es esta cuestión el principal reto al que se enfrentan, seguido de la internacionalización de sus empresas, la búsqueda de partners para sus proyectos, el aumento de las ventas, entrar en el mercado y obtener una mayor visibilidad, entre otros.

Manuel Lencero, CEO y cofundador de UnLtd Spain, considera que en este contexto complicado, programas como Emprende inHealth pueden ser un aliado de valor para los emprendedores “y esto es algo que nos anima a seguir trabajando en esta iniciativa que proporciona mentoring, asesoramiento y formación a los emprendedores, lo que repercute en que sus empresas tengan mejores resultados”.

Más emprendedores en Madrid, Cataluña y Andalucía
El estudio también pone de relieve cuáles son las regiones españolas con más emprendedores en el sector sanitario, a juzgar por el análisis efectuado desde Emprende inHealth: Madrid, Cataluña y Andalucía, mientras que en el otro lado de la balanza se sitúan La Rioja, Cantabria, Baleares, Murcia, Castilla La Mancha y Canarias. En lo referido al género, el 63% de las candidaturas presentadas a Emprende inHealth han sido registradas por hombres, frente al 37% de los proyectos, liderados por mujeres.

Respecto al tipo de servicio o producto que proporcionan, casi un cuarto de las startups ofrece servicios de salud, mientras que el resto están enfocadas en el desarrollo de contenidos formativos (13%), apps de salud (11%), dispositivos médicos (9%), telemedicina (7%) o dispositivos wearables o relacionados con el internet de las cosas -IoT- (7%).

Todos estos productos y servicios presentan soluciones innovadoras para el mundo de la salud que tienen, fundamentalmente, impacto directo en los pacientes (en el 40% de los casos), en los pacientes y en los profesionales sanitarios (en el 20% de las ocasiones) y que benefician a pacientes y familiares en el 10% de las veces.

Plantillas pequeñas
En cuanto a la composición de las startups del sector salud, casi el 70% están formadas por equipos de trabajo de menos de cinco miembros. Le siguen equipos de entre cinco y diez miembros (21%) mientras que sólo el 9% de las startups cuentan con plantillas de más de diez empleados.

Además, un 43% de las startups han sido constituidas entre los años 2010 y 2015, el 40% se han constituido a partir de 2016 y sólo el 10% se han constituido antes del 2010. Cabe destacar, asimismo, que casi la mitad de los proyectos analizados (42% de las startups), tiene un modelo B2B (Business to Business), seguido del 25% de los proyectos que tiene un modelo B2C (Business to consumer) y un 23% que tiene un modelo combinado -B2BC-. Sólo un 6% tiene un modelo B2G (Business-To-Government).

Por último, la forma jurídica más repetida en las startups del sector salud es la sociedad limitada (72% de los proyectos). El 14% son asociaciones sin ánimo de lucro y los autónomos representan solo un 5% del total de proyectos.

Impacto del programa Emprende inHealth en sus 3 primeras ediciones
Teresa Millán ha explicado también el resultado del impacto que han generado las tres primeras ediciones del Programa Emprende inHealth, cuya cuarta edición está en marcha, en su triple vertiente: impacto en las startups, en la sociedad y también impacto en la empresa.

Las 18 empresas aceleradas hasta el momento perviven en la actualidad, han multiplicado sus ingresos por 3,4 y han incrementado su plantilla en un 60%, desde su paso por el programa, que ha aportado en total 624 horas de apoyo distribuidas en 408 de asesoramiento por parte de los voluntarios, 148 de mentoring y 68 de formación.  En cuanto al impacto en la sociedad, se calcula que las soluciones aportadas por estas empresas han beneficiado de forma directa a 15.000 personas entre pacientes, familiares y profesionales sanitarios.

Por último, también se ha hecho un análisis de impacto en Lilly, cuyos 129 voluntarios han disfrutado de una “exposición al emprendimiento” de 950 horas y consideran que lo aprendido es trasladable a su ámbito laboral en un 92% de los casos.


Mercado  




Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login