Chip Card lanza la receta electrónica para la sanidad privada

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
28 May. 2020
Chip Card lanza la receta electrónica para la sanidad privada

Se trata de la primera solución sectorial de e-Receta que se pone en marcha en el sector de la salud privada con el apoyo de las principales compañías aseguradoras.

Es un servicio gratuito que las compañías aseguradoras ofrecen a los profesionales médicos de su cuadro.

Chip Card, principal red de compañías aseguradoras en España, ofrece por primera vez la receta electrónica como una solución sectorial para el sector privado. Este servicio ya era una realidad para los pacientes en la atención sanitaria pública, pero seguía sin estar al alcance de los usuarios de la sanidad privada. Con el apoyo de algunas de las aseguradoras más importantes de nuestro país, Chip Card ha puesto a disposición de profesionales sanitarios y pacientes este sistema, homologado por la Organización Médica Colegial (OMC). Estará disponible tanto para consultas presenciales como vídeo-consultas.

Mediante el registro y acceso al portal web de Chip Card, el profesional sanitario podrá vincular la prescripción de medicamentos al acto médico ya que también podrá acceder al servicio de vídeo-consultas a través de esta plataforma. Aunque Chip Card ya venía trabajando desde hace meses en ambos servicios, el nuevo contexto sociosanitario marcado por el COVID-19 ha acelerado el proceso. En concreto, la vídeo-consulta, lanzada hace escasas semanas, ya reúne a más de 2500 profesionales sanitarios en toda España: “Con la puesta en marcha de la vídeo-consulta y la e-Receta vamos un paso más allá en la transformación digital del sector. Nuestro objetivo final es siempre aportar soluciones que mejoren y agilicen la asistencia sanitaria, adaptadas a los nuevas tecnologías y canales de comunicación. Este tipo de prestaciones favorecen además una mayor trazabilidad y mejora de la adherencia terapéutica”, afirma Javier Perdices, Director General de Chip Card.

Por otro lado, la plataforma cuenta con la infraestructura tecnológica de Redsys Salud, con más de 25 años de experiencia en el sector, y está técnicamente conectada a las 22.000 farmacias que hay en España, mediante la red Nodofarma. De este modo, una vez que se ha lanzado la receta, la información llega a las farmacias y el asegurado puede ir directamente a recoger el medicamento correspondiente a cualquier farmacia del territorio nacional.

Ventajas y funcionalidades
La e-Receta, vinculada a la plataforma web de Chip Card, permite una reducción de tiempos, eliminación de papel y disminución de errores producidos por malentendidos al interpretar la receta. Además, se minimiza el riesgo de fraude ya que, con este sistema informático, desaparece la posibilidad de extraviar el talonario de recetas.

Junto a estos beneficios, cabe señalar también la seguridad de este proceso. Para iniciar la prescripción a pacientes asegurados, el sistema valida que el profesional médico está colegiado en los siguientes colegios profesionales: el Colegio de Médicos, Colegio de Podólogos y Colegio de Odontólogos, todos ellos a escala nacional. Chip Card ha colaborado también en este proyecto con el Colegio de Farmacéuticos para definir e incluir los requerimientos necesarios.

Se trata, además, de un servicio responsive. El médico podrá acceder a la plataforma de receta electrónica, de forma sencilla y rápida, a través de cualquier dispositivo dotado con conexión a Internet y un navegador web incluyendo ordenadores, teléfonos móviles y tablets.

Este sistema no solo permite la prescripción de medicamentos mediante el DNI o CIP-SNS del paciente, sino también el acceso y seguimiento al histórico de prescripciones realizadas y el envío automático de la prescripción al paciente. Todo ello bajo una comunicación encriptada con un protocolo seguro.

Para el paciente se simplifica también mucho el proceso. Una vez que el médico realiza la prescripción y le hace llegar la receta, simplemente tiene que enseñar en la farmacia el código recibido en su e-mail para que le dispensen el medicamento. En caso de que el paciente no disponga de correo electrónico, el médico podrá también imprimir la receta, donde se indicará el tratamiento recomendado, la posología y la fecha de inicio y fin del mismo.


Mercado