La pandemia provoca una fuerte caída en la venta de los anticonceptivos

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
19 Oct. 2020
La pandemia provoca una fuerte caída en la venta de los anticonceptivos

HRA Pharma ha analizado la venta de anticonceptivos en España desde el inicio de la pandemia, a fin de tener unos primeros datos que faciliten alcanzar unas primeras conclusiones o líneas de investigación sobre cómo puede afectar la Covid en la salud sexual de las mujeres. Se han tomado como referencia las ventas desde el 1 de marzo y el 31 de agosto y se han comparado con el mismo periodo de 2019. Los datos son llamativos.

En el conjunto del Estado, la venta de anticonceptivos ha caído un -11,4% en el periodo marzo-agosto respecto al mismo de 2019. En concreto, los datos de abril y mayo de 2020 muestran el récord de caída de las ventas como consecuencia del periodo de máximo confinamiento, alcanzado un -19,4% y un -19,8%, respectivamente. A partir de junio, periodo en el que se inicia la llamada “nueva normalidad”, los datos de venta siguen cayendo con respecto a 2019, aunque de una manera más ligera, ya que las ventas se recuperan. En junio, los datos de venta de anticonceptivos se sitúan en un -6,9% en junio, en un -8,1% en julio, y en un -9% en agosto.

Como conclusión, la venta de anticonceptivos ha sufrido un notable descenso en toda España. La bajada en la venta de anticonceptivos se vio especialmente acelerada durante los meses de abril y mayo. Ello entra dentro de la lógica debido a que, para entonces, el confinamiento era prácticamente total. Pero la relativa vuelta a la normalidad que, probablemente, ha significado una recuperación en parte del contacto sexual, no se refleja de forma rotunda en la venta de anticonceptivos, que ha seguido en parámetros inferiores al de una situación normal como la de 2019. 

El comportamiento de las ventas parece reflejar una menor socialización como consecuencia de la Covid, que ha llevado a la práctica de menos relaciones sexuales, pero más esporádicas y menos planificadas. También puede deducirse estos datos que la pandemia ha podido provocar, en la primera línea de investigación, una dificultad en el acceso a la anticoncepción y al asesoramiento médico en esta materia, debido a la saturación de los centros médicos.

Los solteros o personas sin pareja estable o bien aquellas que disfrutaban hasta la irrupción de la Covid-19 de la sexualidad han sido los grandes olvidados durante estos meses. Especialmente los más jóvenes. La búsqueda de sexo esporádico seguirá existiendo y más teniendo en cuenta la “privación” a la que la población se ha visto sometida en cuanto a encuentros personales durante el confinamiento. Con estos datos, imaginamos que las relaciones sexuales durante la pandemia pueden haber sido menos planificadas y más esporádicas, especialmente entre los jóvenes. El análisis de datos de ventas de anticonceptivos nos lo hacen suponer y, por tanto, imaginamos, que podría tener como consecuencia el riesgo de embarazos no deseados u otras incidencias en la salud sexual de las mujeres.

Embarazos no deseados, un problema de salud pública
Existe una correlación entre la anticoncepción de urgencia (AU) y el número de interrupciones voluntarias de embarazos (IVE). De acuerdo con el estudio impulsado por HRA Pharma, Prevención de embarazos no planificados utilizando la anticoncepción de urgencia: diferencias entre levonorgestrel y acetato de ulipristal, en 2017 se produjeron un total estimado de 1.997.435 coitos desprotegidos. Estas relaciones sexuales sin protección podrían haber ocasionado 198.344 embarazos no deseados, y así cada año aproximadamente, según el patrón de uso anticoncepción de urgencia.

En concreto, en España, el 61% de las mujeres españolas no tomó un anticonceptivo de urgencia – o píldora del día después – tras mantener una relación sexual no protegida. De este porcentaje, un 11% no conocía la posibilidad de utilizar la anticoncepción de urgencia para evitar un embarazo no deseado, mientras que la mitad de las mujeres (50%) manifestó conocer este método. Pero no lo utilizó por otros motivos, como la baja o nula percepción del riesgo de embarazo tras la relación sexual no protegida; por el miedo infundado a efectos secundarios, o por otras razones, como la dificultad de acceso o por consejos contrarios por parte de su entorno social.

No obstante, y de acuerdo con el informe, el uso de la anticoncepción de urgencia en España en 2017 supuso evitar 101.271 embarazos no deseados.

Volviendo al estudio de 2017 mencionado anteriormente, si todas las mujeres españolas que mantienen relaciones sexuales no protegidas utilizasen anticoncepción de urgencia con levonorgestrel (LNG), se podrían haber evitado 255.672 embarazos. Y en el caso de que todas ellas hubiesen utilizado un anticonceptivo de urgencia con acetato ulipristal (AUP), orginario de ellaOne, el número de embarazos evitados ascendería a 271.651.  En nuestros cálculos, el uso de AUP en lugar de LNG permitiría disminuir 15.979 embarazos no planificados cada año, lo que podría suponer una disminución del 9% en el número de interrupciones voluntarias de embarazos anuales realizadas, con el consiguiente beneficio para las mujeres y el conjunto de la sociedad.

Ante el panorama actual en el que nos encontramos, con una afectación a la atención a la anticoncepción, con posibles dificultades a la misma o a la incidencia a la Planificación Familiar, se puede sumar el hecho de una caída en las ventas de anticonceptivos que, imaginamos, puede haberse visto afectada por el confinamiento y la menor práctica de relaciones sexuales, o por la falta de acceso a los centros médicos o farmacias. Este panorama puede provocar que demos varios pasos atrás en todo lo conseguido hasta ahora. Es necesario trabajar conjuntamente para derribar las barreras existentes y tabúes en relación con la anticoncepción de la mujer, y proporcionar información adecuada para que este método no caiga en el olvido. Creemos que todas las mujeres deben tener la oportunidad de escoger el método que necesiten. Por ello, la divulgación e información en este ámbito es fundamental”, asegura Inés Barata Correia, directora general de HRA Pharma en España y Portugal.


http://www.hra-pharma.com

Sexualidad